Información para la Mujer:

ginecología

Ginecología

En la consulta de ginecología y obstetricia se resuelven las frecuentes dudas que asaltan a mis pacientes en cuanto a sus problemas de salud, especialmente en lo que concierne a los problemas propios de la mujer. Esto se agrava por la abundancia de mitos y leyendas, o de errores transmitidos a través de generaciones. Este desconocimiento, unido al tabú que aún envuelve estos problemas hacen que se genere una gran ansiedad. El propósito de esta sección es el de facilitar un lugar donde resolver las dudas más frecuentes, y con ello aliviar ese estrés. En cualquier caso, el mejor consejo que puedo darle es el solicitar una cita y atender su problema directamente.

ginecología

El ciclo Menstrual

¿Qué es el ciclo?

El ciclo menstrual está definido por dos fenómenos: uno invisible que es la ovulación que tiene lugar en la mitad del ciclo, y otro visible que es la menstruación. Existe pues una fase preovulatoria (proliferativa o folicular) que corresponde a los primeros días del ciclo hasta la ovulación y una fase postovulatoria (secretora o lútea) que es bastante constante y corresponde a las 2 semanas previas a la regla. Existe un sistema regulador del ciclo en el que intervienen mecanismos nerviosos y hormonales (corteza cerebral, hipotálamo, hipófisis, ovarios) y además están implicadas otras hormonas como pueden ser las tiroideas o las suprarrenales.

¿Qué se considera un ciclo normal?

Establecer una línea que separe la anormalidad de la normalidad del ciclo menstrual es difícil, ya que existen grandes variaciones individuales y es raro que se mantengan absolutamente regulares a lo largo de la vida de una mujer. Se considera que la menstruación normal tiene una duración de entre 3 a 7 días, la pérdida de sangre oscila de 80 a 180 ml siendo más abundante durante los 3 primeros días. El intervalo entre reglas puede variar entre 25 y 35 días. La edad de aparición de la primera regla (menarquia) en la mujer mediterránea generalmente se sitúa entre los 9 y 14 años con unos extremos máximos entre los 8 y los 17.

¿Cuáles son las alteraciones del ciclo?

Se clasifican de la siguiente manera:

Anomalías de intervalo

Oligomenorrea: ciclos de más de 35 días

Polimenorreas: ciclos con intervalo menor de 24 días.

Anomalías de la intensidad

Hipomenorreas: reglas escasas de 1-2 días de duración.

Menorragias o hipermenorreas: reglas abundantes con pérdidas superiores a 180 ml (una compresa tiene aproximadamente una absorbencia de 20-30 ml).

Otras anomalías

Metrorragias: hemorragia irregular, fuera del ciclo que puede variar desde un manchado escaso hasta una gran hemorragia.

Amenorreas: Ausencia de regla durante más de 3 meses en mujer con ciclos previos o falta de menarquia a los 18 años.

¿Son muy frecuentes?

La mayoría de las mujeres sufren algún tipo de trastorno menstrual durante su vida reproductiva debido a alteraciones en la intensidad, en la duración, irregularidades o a la ausencia de los ciclos. Junto con el dolor y las infecciones vaginales constituyen el motivo más frecuente de consulta al ginecólogo.

¿Cuáles son las causas?

Las alteraciones en el intervalo en la mayoría de los casos se deben a una alteración funcional. En la adolescente indica que la ovulación no se ha establecido de forma regular. En la mujer premenopáusica es muy frecuente y se debe a la declinación de la función ovárica pero siempre debe descartarse una causa orgánica. Las alteraciones en la intensidad y las metrorragias suelen ser de origen orgánico (miomas, infecciones, pólipos, endometriosis, quistes, tumores etc.) y obligan a una minuciosa exploración y pruebas complementarias para llegar a un diagnóstico preciso. Existen otras causas no ginecológicas que también pueden ser responsables de alteraciones del ciclo como: alteraciones sanguíneas, hepáticas, renales, tiroideas, suprarrenales, diabetes, anorexia nerviosa, trastornos psíquicos, ejercicio físico intenso, medicamentos etc.

¿Debo consultar siempre al ginecólogo?

Por supuesto que sí, ante cualquier alteración menstrual es absolutamente necesario, en todos los casos, llegar a un diagnóstico exacto. Debes tener en cuenta que la intensidad de la hemorragia no suele estar relacionada con la gravedad del proceso y por lo tanto no se deben menospreciar los pequeños manchados quitándoles importancia. La inmensa mayoría de las veces se tratará de un trastorno funcional (alteraciones pasajeras sin importancia por un fallo de la regulación hormonal) pero también pueden ser la expresión de un problema orgánico (miomas, quistes, pólipos e incluso un cáncer) y, menos a menudo, de una enfermedad no ginecológica. Una vez hecho el diagnóstico, tu ginecólogo te recomendará el tratamiento más adecuado y en muchas ocasiones no precisarás de medicamento alguno resolviéndose el trastorno funcional en forma espontánea.

ginecología

Endometriosis

¿Qué es?

La endometriosis es una enfermedad muy frecuente (la padecen alrededor del 15% de las mujeres en edad fértil) que se caracteriza por la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina. El endometrio es la mucosa que reviste el interior del útero y que se desarrolla durante el ciclo y se expulsa durante la menstruación. Este tejido endometrial ectópico ("fuera de su sitio"), se ve influenciado por las hormonas ováricas de igual forma que el endometrio normal: creciendo y descamándose durante la regla. Los focos de endometriosis se pueden implantar en los sitios más insospechados siendo los más frecuentes: los ovarios, las trompas, los ligamentos que sostienen el útero, el peritoneo y en ocasiones en el intestino y la vejiga.

¿Qué la produce?

La endometriosis es una de las patologías femeninas de las que aún se desconocen las causas que la originan. Se han postulado multitud de teorías para intentar explicar el desarrollo de la enfermedad siendo una de las más aceptadas lo que se denomina "menstruación retrógrada". Según esta teoría, parte del flujo menstrual pasaría por las trompas de Falopio hacia la cavidad abdominal en lugar de dirigirse hacia la vagina a través del cuello. Las células endometriales se implantarían en cualquier lugar de la cavidad abdominal dando lugar a los llamados focos endometriósicos. Parece evidente que además debe existir algún tipo de alteración inmunológica que favorezca el implante y desarrollo de estos focos ya que el fenómeno de la "menstruación retrógrada" es bastante más frecuente que la propia endometriosis.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas son variados y no siempre están en relación con la magnitud del proceso, endometriosis mínimas pueden dar grandes síntomas y grandes endometriosis pueden pasar desapercibidas. Los focos de endometrio ectópico suelen producir pequeños sangrados internos similares a las menstruaciones pero que no tienen forma de salir al exterior. Cuando la endometriosis afecta a los ovarios, se producen los llamados endometriomas o quistes de "chocolate" por el parecido de su contenido que no es mas que sangre espesa retenida. La irritación que producen los focos endomeriósicos en los tejidos trae como consecuencia la formación de fuertes adherencias y cicatrices en los órganos de la pelvis (trompas, ovarios, asas intestinales etc.). Todas estas alteraciones van a producir el síntoma por excelencia de la endometriosis que es el DOLOR y una de las consecuencias más importantes: la ESTERILIDAD. El dolor puede ser de características muy variadas aunque suele estar muy relacionado con las reglas o por lo menos agravándose durante las mismas. También es frecuente el dolor profundo durante el acto sexual. En ocasiones puede aparecer un manchado irregular o sangrados abundantes y la esterilidad-infertilidad se asocia en casi la mitad de los casos (cicatrices y adherencias en las trompas y ovarios).

¿Cómo se diagnostica?

La única forma de hacer un diagnóstico de certeza de una endometriosis es viéndola e incluso biopsiándola. Es muy probable que si tu médico sospecha la existencia de una endometriosis, te recomiende la práctica de una laparoscopia. Este procedimiento consiste en la introducción, bajo anestesia general, de un pequeño sistema de óptica en el abdomen a través del cual el ginecólogo verifica el estado de los órganos internos.

¿Cuál es el tratamiento?

Los objetivos a seguir en el tratamiento de la endometriosis son: aliviar el dolor, detener o al menos retrasar el progreso de la enfermedad y preservar o restablecer la fertilidad.

El tratamiento puede ser médico, quirúrgico o combinado, y dependerá de diferentes factores: edad de la paciente, gravedad de los síntomas, deseo de concebir y estadio de la enfermedad. Como la endometriosis se detiene y regresa con la menopausia, el tratamiento médico busca la instauración durante algún tiempo de una menopausia artificial para intentar la desaparición de los focos de endometriosis. El tratamiento quirúrgico puede ser conservador destruyendo los focos endometriósicos para intentar preservar la fertilidad, o radical en el que se extirpan el útero y ambos ovarios. Este último procedimiento se reserva para estadios muy avanzados o cuando la mujer ya ha cumplido su deseo reproductivo.

ginecología

Infecciones

Vulvovaginitis

Las infecciones vulvares y vaginales (vulvovaginitis), son una de las causas que con mayor frecuencia llevan a la mujer a consultar al ginecólogo.

La vagina es un órgano que tiene tres funciones: es el conducto excretor del útero (menstruación), es el órgano del coito y es el conducto del parto. Posee un ecosistema formado fundamentalmente por glucógeno (liberado por las células vaginales) y el lactobacilo acidófilo (bacilo de Döderlein) que transforma la glucosa derivada del glucógeno en ácido láctico. Esta acidificación del medio vaginal supone una verdadera barrera que dificulta la progresión de los gérmenes patógenos en la vagina, pero existen factores y momentos en que se pierde la acidez vaginal volviéndose más vulnerable a la infección. Por ejemplo, durante la regla o después de un coito el pH ácido normal de la vagina sube de 4 a 7 y no retornará a sus valores normales hasta pasadas varias horas. Por otra parte la riqueza en glucógeno de las células vaginales está íntimamente ligada a la producción de estrógenos por los ovarios, lo cual repercute en la cantidad de bacilos de Döderlein y su función autodefensiva, siendo por lo tanto más vulnerable a las agresiones en la fase prepuberal (infancia) y en la postmenopausia.

¿Qué las produce?

Más del 90% de las vulvovaginitis están englobadas dentro de las vaginosis bacterianas (bacterias), candidiasis (hongos) y tricomonas (parásitos). La vía principal de contaminación es la sexual, pero no exclusiva como por ejemplo sucede con los hongos que son gérmenes oportunistas y que proliferan cuando las condiciones les son favorables (humedad, calor y falta de oxigenación local).

¿Cuáles son los síntomas?

La sintomatología es muy parecida en todas las vaginitis aunque quizá en la infección por hongos el cuadro resulta más molesto y en las vaginosis bacterianas puede casi llegar a pasar desapercibido. La irritación, sensación de quemazón y picor intenso se acompañan de un exceso de flujo (leucorrea) en ocasiones con mal olor y a veces manchado de sangre. Suelen asociarse con molestias urinarias, dolor al coito y en ocasiones picor anal.

¿Cómo se diagnostican y tratan?

El diagnóstico se basa en la exploración y en la identificación del germen causante, bien por la observación al microscopio de una muestra en fresco de flujo vaginal o bien por el estudio en cultivo de dicha muestra, citología o tinción de Gram. Cada vulvovaginitis tiene su tratamiento específico, en las candidiasis y tricomoniasis se asocia tratamiento para el varón. Existen candidiasis crónicas, en ocasiones difíciles de erradicar, que precisan un tratamiento a largo plazo. Sigue las indicaciones de tu ginecólogo y adopta las siguientes medidas higiénicas generales durante el tratamiento: evita la excesiva humedad de la vulva (utiliza vestidos holgados, no uses pantalones ajustados, utiliza ropa interior de algodón), la limpieza anal debe ser correcta (de delante hacia atrás), no utilices jabones o desodorantes íntimos, completa el tratamiento aunque desaparezcan los síntomas y evita las relaciones sexuales y el uso de tampones durante el tiempo que dure el tratamiento.

¿Existen factores de riesgo?

Hay factores que pueden predisponer a las vaginitis como son: la diabetes, el embarazo, el uso de anticonceptivos hormonales, cualquier enfermedad que disminuya las defensas del organismo y la toma de antibióticos. También se favorecen con las relaciones sexuales próximas o durante las reglas y con la práctica de lavados o duchas intravaginales. Tanto la falta de higiene como la higiene exagerada pueden favorecer el crecimiento y la reproducción de los hongos. Recuerda que tu piel y la vagina tienen sus propios mecanismos de defensa que se ven amenazados por un exceso de lavados, baños con jabones perfumados y el uso de sprays íntimos.

Infecciones de transmisión sexual

Dada la importancia que están adquiriendo entre la población las enfermedades de transmisión sexual propiamente dichas (ETS), creemos oportuno incluir en este apartado una visión general del tema. Actualmente se conocen más de 50 cuadros clínicos y complicaciones producidos por más de 25 microorganismos patógenos diferentes que plantean un problema médico y de salud pública de gran magnitud. Por otra parte, las ETS graves no se curan con medicamentos y la prevención es el arma terapéutica más efectiva. Dado el inicio de la actividad sexual a edades cada vez más tempranas, la adolescencia comienza a ser en los últimos años un grupo de riesgo importante para este tipo de enfermedades. Principales cuadros y complicaciones de las enfermedades de transmisión sexual:

  • SIDA (Síndrome de inmunodeficiencia adquirida).
  • Enfermedad Inflamatoria Pélvica.
  • Infertilidad y embarazos ectópicos.
  • Infecciones fetales y del recién nacido (conjuntivitis, neumonía, encefalitis, retardo mental, deformidades, sordera, SIDA, muerte).
  • Complicaciones del embarazo y parto (abortos, parto prematuro, rotura prematura de membranas, corioamnionitis, endometritis etc.)
  • Cánceres (cuello del útero, sarcoma de Kaposi, carcinoma hepatocelular, carcinoma escamoso del ano, vulva, vagina, pene, linfoma etc.)
  • Sífilis tardía.
  • Además del VIH otras infecciones por virus ( herpes, papilomavirus humano, hepatitis A, B, C, y D, molluscum contagiosum etc.)
  • Úlceras genitales, uretritis, bartholinitis, condilomas etc.
  • Hepatitis y cirrosis.

La prevención

Como hemos comentado, la mejor forma de evitar estas importantísimas complicaciones es impidiendo la infección, siendo fundamental la educación sexual de la adolescente. La adolescencia constituye un grupo de riesgo tanto más importante cuanto menor es la edad de la joven. Así, un factor que marca el riesgo futuro de padecer ETS de un modo estadístico es la edad del primer coito. Mujeres que comenzaron su actividad sexual antes de los 14 años, presentan dos veces más incidencia de ETS que las que comenzaron las relaciones después de los 17. Es mucho más eficaz educar a las adolescentes para que eviten cualquier práctica sexual no segura antes de que inicien su actividad sexual que corregir hábitos ya establecidos. El propósito de estos programas de educación sexual pretende reducir la incidencia de ETS, evitar el embarazo no deseado y ayudar a las adolescentes a crear una sexualidad y personalidad madura. La familia constituye el primer núcleo de educación sexual. La enseñanza por personal especializado en los colegios y la actuación educadora en el consultorio médico deben ser los pilares en que se base la educación y prevención de las ETS.

Medidas para la reducción del riesgo.

  • La abstinencia es la única medida totalmente efectiva frente a las ETS.
  • Utilización del preservativo.
  • Evitar múltiples parejas sexuales y/o contactos ocasionales.
  • Evitar la prostitución.
  • Evitar el sexo anal.
  • Evitar actividad sexual con parejas presuntamente portadoras de ETS (supuración, úlceras, verrugas genitales etc.)
  • Control médico regular.

Por supuesto que la monogamia estable es también segura si la pareja no está infectada. El uso de antibióticos postcoitales puede favorecer la aparición de resistencias bacterianas y enmascarar un cuadro clínico más grave. Las medidas locales como los lavados y duchas vaginales después del coito no solo no son eficaces sino que incluso pueden favorecer el riesgo de una ETS.

ginecología

Las mamas

Las mamas son órganos específicos de los mamíferos que están destinados a la alimentación de las crías pero, en la especie humana, también constituyen órganos sexuales secundarios que desempeñan un papel importante en la sexualidad y el erotismo. La importancia que tiene la mama desde el punto de vista ginecológico radica en la frecuencia de aparición de patología y lo asequible de la misma para detectarla y diagnosticarla precozmente. La mama está compuesta por un tejido glandular (que produce leche) sujeto por tejido conjuntivo (fibroso) y grasa, todo ello recubierto por la piel y con un sistema de salida láctea formado por conductos que desembocan en la areola-pezón. Las proporciones de los tejidos así como la densidad de los mismos varía en las diferentes etapas de la vida; además las mamas se encuentran íntimamente influenciadas por las hormonas ováricas, hipofisarias, tiroideas, suprarrenales y placentarias.

Dolor de mamas. ¿Debo preocuparme?

El dolor de mama en principio no es un síntoma preocupante, la mayoría de las mujeres sanas han experimentado a lo largo de su vida algún grado de malestar en las mamas. El dolor, mastalgia o mastodinia suele ser cíclico y se incrementa en el periodo premenstrual, se piensa que es debido a los cambios hormonales y su influencia sobre las mamas. Existe también un dolor secundario a un proceso orgánico mamario (mastitis, quistes etc.) y un dolor referido procedente de causas no ginecológicas (musculoesqueléticas, neurológica, cardíaca, pulmonar etc.). Así pues el dolor mamario debe ser investigado por el especialista y en algunos casos tratado cuando la intensidad del mismo sea tal que afecte tu calidad de vida.

¿Tengo que explorarme las mamas?

Todas las mujeres desde jovencitas deberían autoexplorarse las mamas. Conviene que lo hagas un día fijo al mes, entre cinco y diez días después de comenzar cada regla. Si has llegado a la menopausia o no tienes menstruaciones por algún otro motivo fija una fecha cualquiera como por ejemplo el día uno de cada mes. Es importante que sepas que los senos son distintos en las diferentes fases del ciclo, incluso el volumen de uno a otro, recuerda que se extienden hacia la axila y por lo tanto no son redondos. Al principio la autoexploración te parecerá rara, pero cada vez que lo hagas te irás acostumbrando y tendrás una mejor idea de tu cuerpo, lo cuál te facilitará el descubrimiento a tiempo de cualquier cambio. Sigue los siguientes pasos:

Observación: de pie, frente al espejo observa atentamente tus senos, primero con los brazos bajos y luego en alto. Observa la simetría de las mamas, si la piel presenta hoyuelos, rugosidades, pliegues o alteraciones en el pezón.

Palpación: tumbada en la cama coloca un cojín bajo la espalda y eleva el brazo derecho, con los dedos y palma de la mano izquierda palpa suavemente la mitad interna de la mama derecha (realiza movimientos circulares, no cojas la mama entre los dedos). Baja el brazo derecho y palpa la zona externa de la mama. Exprime delicadamente el pezón y observa si hay salida de líquido. Realiza la misma operación con la otra mama.

¿Es frecuente el cáncer de mama?

El cáncer de mama es el más frecuente en la mujer, se calcula que lo padecerán alrededor de una entre cada diez mujeres. Es importantísimo el DIAGNÓSTICO PRECOZ en fases tempranas cuando la enfermedad está en sus inicios totalmente localizada, incluso de las lesiones premalignas con lo que la curación es prácticamente del 100% con cirugía reducida y sin llegar a tener que extirpar la mama (mastectomía). Hay órganos de muy difícil acceso, como son los que están alojados en las grandes cavidades del cuerpo (abdomen, tórax, cráneo), pero las mamas se hallan al alcance de la vista, de la mano y de todas las técnicas auxiliares para el diagnóstico de su posible patología.

Sigue los siguientes consejos

  • Hazte una autoexploración mamaria mensual.
  • Acude a una revisión ginecológica anual.
  • Realízate una mamografía anual o bianual a partir de los 40 años.

¿Hay factores de riesgo?

Existen unos factores de riesgo que, si bien no son determinantes, sí señalan el tipo de mujer que debe vigilarse especialmente:

  • Edad superior a los 40 años.
  • Antecedentes de cáncer de mama en familiares de primer grado.
  • Cuanto más tiempo transcurra entre la primera regla y el primer embarazo (primer hijo por encima de los 35 años).
  • Obesidad y dieta rica en grasas animales.

He descubierto un bulto en el pecho

Tranquilízate y acude a consulta. Piensa que nueve de cada diez tumores de mama son benignos (tumor en la terminología médica significa bulto). La mayoría de ellos son simplemente quistes (llenos de líquido) y otros son sólidos fibroadenomas de tejido glandular y fibroso o procesos inflamatorios. Si has seguido los consejos que hemos dado anteriormente sobre los controles a realizar, casi con toda seguridad que se tratará de un proceso banal.

La mamografía es una técnica radiológica para examinar las mamas, es muy útil para detectar anomalías precoces antes de que sean palpables, el mejor momento para realizarla es después de una regla; puede resultar algo molesta como consecuencia de la presión sobre las mamas, pero dura solamente unos minutos. Es el método fundamental del diagnóstico precoz y de detección en las campañas de prevención del cáncer de mama. La exploración debe constar de dos proyecciones y se aconseja una perioricidad de uno o dos años en mujeres entre los 40 y 50 años y anualmente en mujeres de más de 50 años.

La ecografía es fundamental para diferenciar un quiste de un nódulo sólido. También sirve para ayudar en las punciones cuando el nódulo es muy profundo.

La punción-aspiración con aguja fina (PAAF), prácticamente indolora, se utiliza para vaciar un quiste y/o tomar una pequeña muestra de células que pueden ayudar a hacer un diagnóstico.

La biopsia es la extirpación del nódulo bajo anestesia local o general con lo cual se llega a un diagnóstico absolutamente preciso. La técnica de la biopsia en casos de lesiones radiológicas no palpables se realiza mediante la introducción de un arpón guía (esterotaxia) y extirpación de la zona sospechosa marcada.

¿Qué puedo hacer para prevenirlo?

La prevención del cancer de mama se basa en la eliminación de los factores de riesgo modificables y en la utilización de los controles y exploraciones encaminados a una detección precoz, por lo tanto:

  • Procura tener tu primer hijo antes de los 30-35 años.
  • Intenta amamantar a tus hijos.
  • Haz una dieta sin grasas animales.
  • Explorate las mamas todos los meses después de cada regla.
  • Acude una vez al año a revisión ginecológica.
  • Realízate una mamografía anual a partir de los 40 años.
ginecología

Menopausia y Climaterio

Se define la menopausia como el cese permanente de la menstruación como resultado de la perdida de funcionamiento ovárico. En general se acepta, para hablar de menopausia, la falta de al menos durante 12 meses de la aparición de la regla. Es decir, siempre será una fecha que se determinará a posteriori. La menopausia puede suceder de manera espontánea o de forma artificial por ejemplo mediante una intervención quirúrgica en la que se extirpen los ovarios. La menopausia espontánea tiene lugar en la mayoría de las mujeres entre los 45 y 52 años (antes de los 35 o 40 años se define como menopausia precoz, y por encima de los 52 hablamos de menopausia tardía).

El cese de las reglas no suele ser habitualmente un fenómeno brusco, sino que de manera más o menos repetitiva empiezan a aparecer fallos en la periodicidad de las mismas. Estos fallos que en un principio suelen ser espaciados, progresivamente van haciéndose más habituales hasta desembocar en el cese permanente de la menstruación.

El climaterio es un periodo de la vida de la mujer en que tiene lugar la desaparición de la función reproductiva y se producen importantes cambios en la secreción hormonal que condicionan cambios a nivel del tracto genital, la circulación periférica, el metabolismo de los huesos, el sistema cardiovascular, la piel, así como determinadas manifestaciones psíquicas que van a influir de manera muy notable en la esfera social.

El climaterio puede abarcar un periodo entre 25 y 35 años de la vida de la mujer, extendiéndose habitualmente de los 45 a los 65 años. Definido así el climaterio, la menopausia es un signo más del conjunto de fenómenos que engloban esta etapa de la vida. Como viene siendo habitual en forma coloquial, vamos a hablar en estas páginas de "menopausia", refiriéndonos tanto al climaterio como a la menopausia propiamente dicha.

El incremento de la esperanza de vida ha determinado un envejecimiento global de la población de manera que actualmente alrededor de un 95% de las mujeres alcanzan el climaterio y desarrollan síntomas y problemas postmenopáusicas.

La sintomatología de la menopausia aparece cuando los ovarios de la mujer disminuyen la producción de hormonas femeninas (estrógenos y progesterona), pero será en último término la reducción de estrógenos la que dará lugar a la aparición de los síntomas acompañantes, así como a los cambios que ocurren en el organismo.

Los síntomas y efectos asociados podemos dividirlos según el momento de su aparición en:

Síntomas a corto plazo

  • Sofocos: Aparecen en el 75-85% de las mujeres menopaúsicas e incluso antes de la desaparición de las reglas, y en un 45% de los casos persisten durante largos periodos de tiempo (entre 5 y 10 años). Se caracterizan por una sensación de calor que asciende desde el tórax al cuello y la cara, seguida de sudoración y en ocasiones acompañada de enrojecimiento de la piel. Estas sofocaciones tienen una duración y una frecuencia muy variables (pueden durar entre segundos a una hora y aparecer entre dos o tres al día hasta varias veces en una hora).
  • Sudoración: Es un síntoma que suele ir asociado a los sofocos, con tendencia a presentarse con mayor frecuencia durante la noche, en la cama. En algunas mujeres, esto provoca trastornos del sueño y en muchas ocasiones se ven obligadas a cambiarse de ropa.

Síntomas a medio plazo

Suelen presentarse algunos años después de la menopausia pero su comienzo es variable.

  • Alteraciones de la piel: La falta de estrógenos provoca una disminución del colágeno de los tejidos y como consecuencia la piel se vuelve más fina, más seca y con frecuencia aparecen cardenales. También puede producirse un aumento del vello facial y una disminución en el pubis. La pérdida de colágeno puede afectar también al aspecto y la tersura de las mamas.
  • Alteraciones vaginales y urológicas: Las paredes de la vagina se vuelven más finas y menos flexibles, perdiendo lubricación y elasticidad. Como consecuencia puede aparecer dolor durante las relaciones sexuales y con frecuencia implica una disminución del apetito sexual, ansiedad y problemas de pareja. Estas mismas alteraciones a nivel de la uretra y la vejiga pueden traer como consecuencia la aparición de escozor al orinar, cistitis de repetición y la incontinencia urinaria. Las mujeres que padecen incontinencia de orina, desarrollan su vida dependientes de este problema llegando a sentirse incapacitadas socialmente.
  • Cambios psíquicos: Tendencia a la depresión, nerviosismo, cambios de humor, tristeza, falta de concentración etc.

Efectos a largo plazo

  • La osteoporosis: Se caracteriza por la reducción de la cantidad total de hueso (masa ósea) que lo debilita, volviéndose frágil y susceptible de una manera anormal a las fracturas. La verdadera importancia de la osteoporosis radica en su estrecha relación con la producción de fracturas y sus complicaciones (en España se calcula que se producen aproximadamente 25.000 fracturas de cadera por año). El problema de la osteoporosis lo tratamos ampliamente en un tema aparte.
  • Complicaciones cardiovasculares: Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en la mujer postmenopáusica en la sociedad occidental, superando las tasas de mortalidad por cáncer y por otras enfermedades. Los estudios epidemiológicos demuestran un incremento de las enfermedades coronarias después de la menopausia, coincidiendo con el déficit de estrógenos que provoca una alteración de los lípidos de la sangre con elevación del colesterol y del LDL (colesterol "malo"), y disminución del HDL (colesterol "bueno"). La enfermedad cardiovascular en la mujer antes de la menopausia es menos frecuente que en el hombre por el efecto protector de los estrógenos, pero con el paso de los años, esta frecuencia acaba igualándose.

Tratamiento

El tratamiento en la menopausia debe ir dirigido principalmente a la prevención de las complicaciones a largo y medio plazo y al alivio de la sintomatología a corto plazo. Como prácticamente todos los trastornos asociados a la menopausia son debidos a la falta de producción de estrógenos por los ovarios, el tratamiento se basará fundamentalmente en suplir este déficit de hormonas mediante la administración de estrógenos que es el llamado "tratamiento hormonal sustitutivo" (THS); existen también nuevos preparados no hormonales pero con acción similar a los estrógenos y que intentan evitar los efectos indeseados de los mismos. Por otra parte, la terapia debe basarse asimismo en la correcta información sobre hábitos de vida, dieta, suplementos de calcio y tratamientos como ayuda en la prevención de la osteoporosis.

Terapia Hormonal Sustitutiva (THS)

La administración de estrógenos se emplea con eficacia desde hace tiempo para el tratamiento de los síntomas climatéricos como los calores y sofocaciones. Sin embargo, en los últimos años se ha comprobado la eficacia de este tratamiento para prevenir prácticamente todas las complicaciones asociadas a la menopausia: disminución de los problemas vaginales mejorando las relaciones sexuales, prevención de la pérdida de colágeno mejorando la textura de la piel, mejoría de los síntomas psíquicos y prevención a largo plazo de la pérdida de masa ósea.

Actualmente se considera que el THS deberá mantenerse en cada caso de forma individualizada y revisarse cuando las circunstancias personales y los síntomas cambien. Mucho se ha escrito en los últimos años a raíz de la publicación del estudio WHI (Women´s Health Initiative) desarrollado en 16.608 postmenopaúsicas. En dicho trabajo se llegó a la conclusión que la THS con estrógenos equinos y medroxiprogesterona (exclusivamente) incrementa el riesgo de cáncer de mama, ictus, enfermedad coronaria y tromboembolismo. Todo esto hay que colocarlo en su justo término ya que el ligero aumento de estos riesgos (aumenta sobre todo en pacientes mayores de 60 años y/o con alguna enfermedad asociada como hipertensión, diabetes etc.) puede asumirse dados los beneficios esperados. Según los últimos estudios publicados, la THS prácticamente no tiene inconvenientes si se usa en mujeres con menopausia reciente, en dosis bajas y durante un periodo de alrededor de unos 5 (máximo 10) años.

Existen diferentes vías de administración que podemos resumir de la siguiente manera:

Vía oral:

Los estrógenos son destruidos en parte al atravesar la mucosa intestinal, y por ello, hay que administrar dosis más elevadas. Además tienen el inconveniente de su paso por el hígado.

Vía transdérmica (Parches):

Es un sistema de administración continua de hormonas que evita el paso por el hígado con el consiguiente buen perfil de tolerancia. Existen parches de estrógenos solos y a diferentes dosis, y parches combinados de estrógenos y progesterona. Son cómodos de usar y poseen todas las ventajas sobre síntomas, aparato genitourinario, piel, hueso y sistema cardiovascular. Su principal inconveniente es la aparición de sangrados y que deben asociarse a un gestágeno (progesterona) si la mujer no está histerectomizada (si no se le extirpó el útero) o utilizar en estos casos parches combinados. Existen diferentes pautas terapeúticas para combinar la administración de estrógenos y progesterona siendo la pauta continua una de las más usadas debido a que en un alto porcentaje de casos evita el sangrado.

Vía percutanea:

Consiste en la aplicación sobre la piel de un gel de estrógenos. También evita el paso hepático pero su uso resulta ser algo engorroso.

Vía vaginal:

Geles y cremas de estrógeno cuyo efecto es exclusivamente local.

Preparados no Esteroideos

  • Tibolona.Es una molécula con acción débil estrogénica, androgénica y progestagénica que resulta eficaz en el tratamiento de la sintomatología climatérica, reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular al mejorar el perfil lipídico y tiene efecto beneficioso sobre el hueso. Una de sus principales ventajas son el no producir prácticamente sangrado uterino.
  • Raloxifeno.Es un modulador selectivo de los receptores de estrógenos con efecto estrogénico (beneficioso) sobre el metabolismo del hueso y los lípidos. Tiene un efecto antiestrogénico sobre el endometrio (ausencia de sangrado) y sobre el tejido mamario (protector sobre el cáncer de mama). No tiene efecto sobre los calores ni las sudoraciones.
  • Fitoestrógenos.Se comportan como estrógenos débiles, actuando beneficiosamente sobre el esqueleto, sistema cardiovascular y sistema nervioso central. También mejoran las sofocaciones y la sequedad vaginal. Son una opción a tener en cuenta para mujeres que no deben o no desean utilizar estrógenos. Los fitoestrógenos se encuentran en forma natural en la soja (alubias y brotes) y en general en todos los cereales, legumbres, verduras, frutas y semillas. Existen preparados comerciales que tienen la ventaja de aportar las dosis exactas recomendadas.
  • Bifosfonatos. Alendronato, Risedronato y Etidronato. Son sustancias que impiden la pérdida de hueso al inhibir la resorción ósea siendo muy eficaces exclusivamente en la prevención de fracturas.
  • Calcitonina. Es una de las hormonas que regulan el metabolismo del hueso reduciendo su pérdida y aumentando la densidad del mismo en osteoporosis establecida. Se utiliza la calcitonina sintética de salmón administrada generalmente vía intranasal.
  • Aquí también se pueden incluir diferentes preparados como son los ansiolíticos, antidepresivos, calcio y vitamina D.

    Debe ser tu ginecólogo el que individualice tu caso en particular y te recomiende el tratamiento más adecuado en tu caso. También te aconsejará sobre la conveniencia de practicar algún estudio del riesgo de osteoporosis (densitometría ósea), mamografías, citología etc. No olvides que como mínimo debes hacerte una revisión ginecológica anual.

Consejos Prácticos

Estás llegando, o quizá lo hayas hecho ya, a una situación fisiológica (normal) nueva para ti. En tu entorno, te empezarán a sonar palabras que aún conociéndolas, probablemente no sepas bien su significado ni los cambios que definen, planteándote ciertas dudas e incertidumbres. En estas páginas encontrarás información al respecto, pero por supuesto consulta con tu médico para que te asesore y te explique todas las posibilidades terapéuticas y los cambios naturales que irás notando en tu organismo.

Cuida tu cuerpo

Controla tu dieta, haz ejercicio, cuídate, manténte guapa y atractiva. La menopausia es sólo una etapa más de la vida que puedes seguir viviendo con plenitud. Mantén siempre posturas correctas para evitar la deformación de la columna, ten cuidado al levantar y mover pesos y practica un deporte que se adapte bien a tus características (caminar, natación etc.). Si sigues una dieta equilibrada reducirás los trastornos de la menopausia y ayudarás a prevenir enfermedades derivadas como la osteoporosis. Toma diariamente derivados lácteos (leche desnatada, queso fresco o yogur), alimentos ricos en boro que incrementa la capacidad de retener estrógenos (ciruelas, pasas, espárragos, melocotones, higos y tomates), alimentos con isoflavonas que proporcionan un estrógeno natural denominado fitoestrógeno (alimentos ricos en soja), alimentos antioxidantes como la vitamina C (naranja y zanahoria), y fibra entre 20 y 30 gramos diarios (cereales, legumbres y alimentos integrales). Reduce el consumo de grasas animales, consume pescado azul y cocina con aceite de oliva. Limita el consumo de azúcar, sal y bebidas alcohólicas. Deja de fumar.

Cuida tu mente

Lee, estudia, dibuja, escribe, crea, aprende cosas nuevas. Tu mente también necesita seguir en forma.

No renuncies al sexo

No hay motivos para renunciar al sexo y seguir viviéndolo con plenitud, pero sigue tomando medidas anticonceptivas hasta que te lo indique tu médico.

Haz cosas nuevas

La menopausia suele coincidir con una etapa en la que tendrás más tiempo para ti misma. Aprovéchalo, empieza ahora a hacer todo aquello que habías dejado de lado por falta de tiempo.

ginecología

Miomas

¿Qué son?

Los miomas son tumores benignos que se originan en las paredes del útero y por lo tanto están compuestos de fibras musculares lisas y tejido fibroso. El nombre correcto es el de leiomiomas aunque también se designan con los nombres de fibromas, fibroides y fibromiomas.

Son los tumores más frecuentes en la mujer, calculándose su incidencia en una de cada cuatro mujeres. Su forma es redondeada, pueden presentar diferentes tamaños y ser únicos o, más frecuentemente, múltiples.

¿Por qué aparecen?

No se sabe el motivo que causa que la fibra muscular del útero se multiplique induciendo la formación de miomas. Lo que sí está claro es la influencia de las hormonas ováricas en su crecimiento (fundamentalmente los estrógenos), aunque unos crecen muy despacio y otros lo hacen en forma rápida. Su diagnóstico es más frecuente entre los 35 y los 55 años y a partir de la menopausia dejan de crecer y suelen disminuir alrededor de un 50% en su volumen. Existe un cierto componente familiar de tipo hereditario en la propensión a desarrollar miomas.

¿Cuáles son los síntomas?

El 50% de los miomas son asintomáticos y se descubren en una revisión ginecológica rutinaria. La otra mitad de casos se caracterizan por producir HEMORRAGIAS y/o DOLOR.

Las hemorragias uterinas dependen fundamentalmente de la localización del mioma y el dolor sobre todo del tamaño. Los sangrados uterinos pueden ser de diferentes características: reglas muy abundantes, muy largas, sangrados independientes de las menstruaciones, sangrados pre o postmenstruales o una combinación de todas o algunas de estas formas.

Las paredes del útero están formadas por tres capas de tejido que de dentro a fuera son: el endometrio (mucosa que se descama durante las reglas), el miometrio (tejido muscular liso) y la serosa (cubierta superficial muy fina). Los miomas subserosos, son los más superficiales (a veces pediculados) y los que suelen presentar menos problemas hemorrágicos; los intramurales (cuyo crecimiento se produce en el espesor del miometrio) y los submucosos (que protruyen en la cavidad uterina), por el contrario, suelen ser los más sintomáticos. Si el mioma crece en exceso, se produce una falta de irrigación (el aporte de sangre es insuficiente) y el mioma degenera, se reblandece y pueden formarse cavidades en su interior, todo lo cual se traduce en un cuadro doloroso importante. El dolor también se puede producir por compresión a estructuras vecinas (vejiga, ureter, plexos nerviosos etc.) o por el parto de un mioma submucoso.

¿Cómo se diagnostican?

Fundamentalmente por la exploración ginecológica y por la ecografía. En casos especiales pueden estar indicadas técnicas complementarias como el TAC, resonancia magnética, laparoscopia o histeroscopia. Tu ginecólogo te recomendará las pruebas más convenientes para tu caso en particular.

¿Cuál es el tratamiento?

Aunque el tratamiento del leiomioma es fundamentalmente quirúrgico, en ciertos casos se puede adoptar una actitud conservadora (la degeneración maligna de un mioma es excepcional).

  • Conducta expectante: sobre todo en miomas pequeños, asintomáticos, en la proximidad de la menopausia, siempre y cuando se realicen revisiones periódicas.
  • Tratamiento médico: que persigue el alivio de los síntomas (hemorragias) y la reducción del tamaño del mioma. Existen diferentes tratamientos y algunas veces se realiza como preparación para la cirugía.
  • Tratamiento quirúrgico: que a su vez puede ser conservador (miomectomía), extirpando sólo el o los miomas (pacientes con deseo de descendencia, miomas pediculados), o radical (histerectomía) extirpando el útero. La miomectomía puede también realizarse por vía endoscópica (histeroscopia para los miomas submucosos y laparoscopia para los subserosos).
  • Como siempre, cada caso debe ser valorado en forma individual y en dependencia de todos los factores que intervengan en el mismo. Confía y sigue las recomendaciones que se te dán en consulta.

ginecología

Osteoporosis

La osteoporosis se define como una pérdida de la masa ósea; el hueso se vuelve poroso y frágil, rompiéndose con facilidad. De hecho la osteoporosis es asintomática (no duelen los huesos), pero determina un aumento de fracturas de los huesos ante pequeños traumatismos o incluso realizando actividades cotidianas como levantar un peso, toser o inclinarse.

La osteoporosis, junto a las alteraciones cardiovasculares y el cáncer, constituyen las tres enfermedades que afectan a la población occidental. Se calcula que en España existen más de 3,5 millones de personas con osteoporosis, en su mayoría mujeres (existen 10 mujeres osteoporóticas por cada hombre y una de cada tres mujeres mayores de 65 años la padece). Esto es así por varios motivos: 1º Las mujeres tienen entre un 10-25% menos de masa ósea que los varones. 2º Tras la menopausia pierden hueso más rápidamente que los hombres (alrededor de un 40%). 3º Estadísticamente las mujeres viven más años y por tanto tienen más tiempo para perder masa ósea.

Los huesos

El esqueleto humano está formado por 206 huesos compuestos por una capa externa de tejido muy duro llamado hueso compacto o cortical y una zona interior formado por un gran número de huecos que es el tejido esponjoso.

Cuando aparece la osteoporosis, la capa cortical se adelgaza y los huecos del tejido esponjoso se hacen más evidentes.

El hueso es un tejido vivo y sometido a unos cambios continuos. En todo momento existe un proceso de formación y destrucción de hueso que se mantiene en equilibrio. Existen épocas en las que predomina la formación (infancia) y épocas con predominio de la destrucción (vejez). Alrededor de los 30-35 años, los huesos adquieren la mayor cantidad de masa ósea y resistencia (pico de masa ósea), que les marcará para toda la vida. A partir de los 40, el proceso de destrucción comienza a ser superior al de formación en forma progresiva.

Los huesos están compuestos en su mayor parte por calcio pero existen otros muchos factores que influyen en la salud ósea: características genéticas, hormonas sexuales, actividad física y nutrientes de la dieta que son necesarios para que el calcio se utilice de forma adecuada como la vitamina D, el flúor, el fósforo o la lactosa.

Causas y efectos

La pérdida de masa ósea acompaña en cierta medida al envejecimiento aunque la intensidad es diferente en cada persona. La destrucción del hueso puede estar acelerada por diversas causas entre las que se encuentran: una dieta pobre en calcio, la menopausia (por disminución del efecto protector de los estrógenos), una dieta y hábitos inadecuados (consumo elevado de sal, alcohol, cafeína y el tabaco) y la falta de actividad física. Existen otros factores que influyen en la osteoporosis son el consumo de algunos medicamentos (corticoides, antiepilépticos, heparina), ciertas enfermedades (artritis reumatoide, hipertiroidismo, alteraciones graves del hígado) y factores genéticos (mujer, peso y talla bajos, raza blanca o amarilla y antecedentes familiares).

La osteoporosis evoluciona de forma silenciosa durante años siendo su consecuencia más evidente la aparición de fracturas. Pueden aparecer en cualquier punto del esqueleto pero las zonas más habituales son las vértebras (fracturas o aplastamientos), la muñeca y el cuello del fémur (fractura de cadera).

El problema es extremadamente serio y las estadísticas así lo confirman: las fracturas de cadera precisan en su mayoría de intervención quirúrgica y tienen un alto índice de mortalidad (del 5 al 20% de las personas que han sufrido una fractura de cadera mueren en el transcurso del primer año, a los 5 años el porcentaje se eleva al 50%) y la mitad de los supervivientes quedarán total o parcialmente incapacitados.

Prevención y tratamiento

La mejor forma de tratar la osteoporosis es su prevención, que se hace fundamental ante la existencia de factores de riesgo.

Cuatro son los aspectos en que se basa la prevención de este grave problema:

1-Tratamiento médico: Terapia hormonal sustitutiva (THS) con estrógenos con o sin progesterona y preparados no hormonales (Tibolona, Raloxifeno y Fitoestrógenos-isoflavona de soja). Los Bifosfonatos (Alendronato, Risendronato y Etidronato) son sustancias que inhiben la resorción ósea reduciendo significativamente el riesgo de fracturas. La Calcitonina, aplicada generalmente vía intranasal, es una de las hormonas que regulan el metabolismo del hueso reduciendo su pérdida. Para más información entra en el apartado de menopausia.

2-Dieta: Un aporte adecuado de calcio es fundamental y especialmente necesario en ciertas etapas de la vida como la infancia, adolescencia, embarazo y postmenopausia (1.200-1.500 mg/día). Existen otros nutrientes óseos básicos como el fósforo, la vitamina D, el flúor, la lactosa y el magnesio. Cuando la dieta habitual no aporta el calcio necesario debe recurrirse a los suplementos médicos o complementos dietéticos.

3-Ejercicio físico: Un ejercicio físico adecuado y regular es importante para obtener un pico de masa ósea ideal y para mantener el hueso. Los huesos si no se usan se pierden y por ello, cada persona debe mantenerse tan activa como le sea posible. El tipo de ejercicio dependerá de la edad y del estado general y serán adaptados a cada persona en particular (caminar, danza, gimnasia de mantenimiento, natación etc.). Los beneficios del ejercicio físico son múltiples: mantiene el calcio de los huesos, controla el peso, reduce la grasa corporal, disminuye los niveles de colesterol, aumenta la potencia muscular, mejora la forma física y psíquica y previene ciertas enfermedades).

4-Estilo de vida: Son aspectos que deben modificarse para prevenir o ayudar a tratar la osteoporosis como el abandono del hábito de fumar, la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas y mantener unas actitudes posturales correctas cuando se está sentado, acostado o en movimiento.

ginecología

Planificación Familiar

Un hijo deseado por sus padres es un niño Feliz.

Todos los hijos deben ser deseados. Todos los padres quieren dar a cada uno de sus hijos el amor y las oportunidades de una vida que todos los niños merecen.

El embarazo no planeado, irresponsable, y los partos muy seguidos, alteran la salud física y mental de la madre, el equilibrio familiar y la salud de los hijos.

La Planificación Familiar es una forma de ayudar a la pareja a elegir libre y conscientemente cual es el número de hijos que desea tener y en el momento que halle más conveniente. Lo más importante en la Planificación Familiar es la correcta información de la pareja en cuanto a métodos anticonceptivos para que elijan el que más le agrade y posea menos inconvenientes para su caso.

Debe ser el Ginecólogo el que, en tu caso particular, te oriente sobre los métodos a elegir. Dependerán de varios factores que definirán el perfil de la usuaria: edad, tipo de relaciones (esporádicas, pareja estable etc.), creencias religiosas, antecedentes de salud, motivación, exploración física, analítica si procede etc.

Una vez informada de las ventajas e inconvenientes, debes ser tú en último término quien decidirá que método seguir, siempre y cuando no se planteen contraindicaciones de tipo médico en cuyo caso, las alternativas quedarán restringidas por el criterio de tu ginecólogo. Una clasificación de los métodos anticonceptivos podría ser la siguiente:

Métodos Naturales

Abstinencia sexual periódica:

  • Ogino-Knaus.
  • Billings.
  • Temperatura basal.

Modificaciones del coito:

Coito interrupto.

Métodos de Barrera

  • Mecánicos: preservativo, diafragma, esponja.
  • Químicos: espermicidas.
  • Intrauterinos: DIU

Métodos Hormonales

  • Anticonceptivos orales.
  • Anticonceptivos de depósito.
  • Anticonceptivos postcoitales.
  • Anillo anticonceptivo vaginal.
  • Parche anticonceptivo.

Métodos quirurgicos

  • Esterilización tubárica.
  • Vasectomía.

Existen otros métodos actualmente en fase de ensayo clínico (métodos inmunológicos, vacunas antifertilidad etc.) y otros como el anillo anticonceptivo vaginal no existente en Españao el recientemente comercializado implante subdérmico . En términos generales, podemos decir que en la adolescencia las relaciones sexuales suelen ser poco frecuentes, no programadas y con parejas no siempre fijas. En estos casos parecen aconsejables los Métodos de Barrera así como la información sobre técnicas postcoitales. En la segunda y tercera décadas de la vida la actividad sexual adquiere estabilidad con aumento de la frecuencia. El método de primera elección hasta el primer embarazo son los Anticonceptivos orales, posteriormente también se incorpora el uso del DIU. En la cuarta década de la vida, la posible aparición de patología ginecológica (miomatosis, ciclos anovuladores etc.) así como el mayor interés en la eficacia y el menor en la reversibilidad hacen que los métodos anteriores sean menos satisfactorios y aumentan los quirúrgicos. Como alternativa en cualquier época de la vida, siempre quedan los Métodos de Barrera, especialmente el preservativo, indicado también como preventivo de enfermedades de transmisión sexual. Atendiendo a la eficacia y según diferentes estudios, los métodos quedarían en el siguiente orden:

Ligadura de trompas, vasectomía, implante, DIU de liberación hormonal

0,07-0,1% de fallos.

Anticonceptivos hormonales

0,1-1%

DIU

1%

Contracepción postcoital

0,6-5%

Preservativo

2-7%

Diafragma, esponja, espermicidas

5-20%

Naturales, coito interrupto

20%
ginecología

Reproducción Asistida

La esterilidad se define como la incapacidad para reproducirse, y se calcula su incidencia en aproximadamente el 10% de las parejas.

La visión y estudio del problema debe ser integrador y siempre como pareja, sea la causa masculina, femenina o mixta (como efectivamente lo es en muchas ocasiones). Es muy recomendable que a las visitas médicas acudan siempre el varón y la mujer y que se asuma y se comprenda el problema por ambas partes.

El estudio y tratamiento de la pareja estéril, en la inmensa mayoría de los casos, resulta ser un proceso largo y minucioso que debe ser asumido y comprendido como tal. Las pruebas y los tratamientos dependerán de los hallazgos y se deberán realizar en determinadas fases del ciclo por lo que pasarán meses antes de lograr el resultado deseado y en muchas ocasiones intervendrán varios especialistas (ginecólogo, andrólogo, biólogo, psicólogo etc.). Hoy en día ha evolucionado de tal manera el estudio y tratamiento de la esterilidad (técnicas de reproducción asistida), que se recomienda derivarlo a centros especiales, dotados de medios y profesionales dedicados a ello prácticamente en exclusividad.

La especie humana tiene una fecundidad media poco elevada, si tenemos en cuenta que, en una pareja normal con unas relaciones de 2-3 veces por semana, sólo tiene un 20% de posibilidades de quedar gestante el primer mes, un 50% al medio año y un 90% al cabo de un año. Esterilidad primaria: pareja que tras un año de coitos no protegidos no ha conseguido un embarazo (para la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia el periodo es de dos años). Esterilidad secundaria: pareja que tras la consecución de un hijo no logra nueva gestación en 2-3 años. Infertilidad: pareja que consigue gestación pero que no llega a término (no tiene hijos). Aborto habitual: pérdida de 2 o más gestaciones seguidas menores de 20 semanas.

Hay ciertos factores de riesgo de esterilidad entre los que se pueden citar los siguientes: enfermedades de transmisión sexual, antecedentes de aborto provocado, retraso de la edad de la primera gestación, tratamiento con quimioterapia, tabaco, sedentarismo, drogadicción, procesos quirúrgicos o inflamatorios abdominales, exposición a tóxicos etc.

Causas

Factor pélvico (patología de las trompas, del útero, adherencias, endometriosis).

Factor ovárico (fallo en la ovulación).

  • Factor cervical (patología del cuello del útero y del moco cervical).
  • Factor masculino
  • Factores mixtos
  • Causa desconocida

Existen alrededor de un 20% de factores mixtos entre las que se encuentran las de causa desconocida (en las que incluimos la esterilidad psicógena), un 40% de causas masculinas y un 40% de causas femeninas . El grupo de esterilidad sin causa aparente tenemos que reconocer que obedece a la incapacidad de los recursos actuales para descubrir otros aspectos que hasta la fecha se nos escapan al conocimiento.

Estudio Básico de la Pareja

La primera visita constará en la elaboración de un correcto historial tanto de la mujer como del varón para intentar encontrar antecedentes familiares y personales que pudieran estar implicados en el problema. El ginecólogo efectuara la exploración femenina y podrá aconsejar la exploración masculina por el urólogo.

Los estudios a realizar en una pareja estéril van encaminados a detectar las causas fundamentales de la misma y al menos debería abarcar los siguientes aspectos:

  • Seminograma o espermiograma: Es el estudio en el Laboratorio del eyaculado valorando la calidad del mismo. La obtención del semen se realiza por masturbación y el estudio del mismo es fundamental para descartar el factor masculino, abarcando las características bioquímicas, bacteriológicas y espermáticas (número, movilidad, morfología etc.) del semen.
  • Test postcoital o test de Huhner-Insler: Es el estudio al microscopio de una muestra de moco cervical en la fase ovulatoria unas horas después de haber tenido relaciones sexuales. Mediante esta prueba se valora el factor cervical (calidad del moco del cuello) así como la capacidad de penetración espermática.
  • Determinaciones hormonales: Consta de una serie de determinaciones analíticas y estudia fundamentalmente el factor ovárico (ovulación). Posiblemente se recomiende realizar la extracción sanguínea durante la segunda mitad del ciclo (después de la supuesta ovulación) pues los niveles hormonales varían según la fase del ciclo.
  • Curva de la temperatura basal: Es una forma sencilla y asequible de monitorizar la ovulación. Se fundamenta en el efecto hipertérmico (elevación de temperatura) que tiene sobre el organismo la liberación de progesterona (hormona producida por los ovarios después de la ovulación). Se deberá anotar la temperatura central (boca, ano, vagina) en condiciones basales, esto es tomada por la mañana al despertarse antes de levantarse de la cama y en ayunas. Estas temperaturas son llevadas a una gráfica para determinar el día de la ovulación así como la duración y características de la primera y segunda fases del ciclo.
  • Biopsia de endometrio: También estudia el factor ovárico y consta en el análisis de una muestra de endometrio (mucosa que recubre el interior del útero) tomada con una microlegra (cánula que se introduce por el cuello) en un día determinado de la segunda mitad del ciclo para ver su correspondencia.
  • La histerosalpingografía: Es el estudio radiográfico de los factores uterino y tubárico. Se practica preferentemente en la primera mitad del ciclo introduciendo un líquido de contraste a través del cuello del útero. Resulta fundamental para determinar la permeabilidad de las trompas, y no son pocas las mujeres que después de realizarla quedan embarazadas (posiblemente al liberarse algunas pequeñas adherencias tubáricas).
  • La histeroscopia: Consiste en la visualización del interior de la cavidad uterina mediante una óptica que se introduce por el cérvix. La histeroscopia diagnóstica es una prueba indolora que se puede realizar perfectamente en forma ambulatoria en el consultorio.
  • La laparoscopia: Es una intervención quirúrgica que se practica bajo anestesia general y que se propone como última prueba diagnóstica una vez agotadas el resto de las mismas. Esta indicada sobre todo en casos de alteraciones en la histerosalpingografía, y antes de establecer el diagnóstico de esterilidad de origen desconocido. Consiste en la introducción de un sistema de óptica a través de una mínima incisión en el ombligo para visualizar los genitales internos. Mediante la laparoscopia se obtienen una serie de datos que son imposibles de diagnosticar por otros medios como por ejemplo la existencia de endometriosis (enfermedad en que el endometrio se sitúa fuera de la cavidad uterina, produciendo la aparición de adherencias, obstrucción de las trompas, quistes ováricos etc. con la consiguiente esterilidad).
  • Otros estudios complementarios como el de factores inmunológicos, determinaciones hormonales en el varón, biopsia testicular etc., no estarían incluido dentro del protocolo de estudio básico y deberán realizar selectivamente.

Tratamientos

El tratamiento de la esterilidad es complejo y en muchas ocasiones múltiple al estar implicados diferentes factores. En los últimos años ha experimentado un avance espectacular con la aparición de nuevos fármacos como la FSH pura (hormona segregada por la hipófisis para estimular el desarrollo del folículo ovulatorio) y el desarrollo de las técnicas de reproducción asistida (fertilización in vitro, capacitación espermática, inseminación artificial etc.). Podemos esquematizar los tratamientos de la esterilidad atendiendo a sus causas de la siguiente manera:

Factor masculino:

  • Tratamiento médico: antibiótico en infecciones, hormonal en ciertos casos de bajo recuento espermático, corticoides en presencia de factores inmunológicos.
  • Tratamiento quirúrgico: en obstrucción de vías excretoras y en varicoceles (proliferaciones venosas que aumentan la temperatura testicular disminuyendo la calidad del semen).
  • Técnicas de reproducción asistida e inseminación artificial.

Factor tubárico:

  • Microcirugía: eliminación de adherencias, reconstrucción de las trompas. En cierto modo, la microcirugía está siendo relegada por las técnicas de reproducción asistida dados los mejores resultados de las mismas.
  • Fecundación in vitro.

Factor uterino:

  • Tratamiento médico: antibióticos, estrógenos (en factor cervical con un problema de moco cervical insuficiente). Inseminación o fertilización in vitro en caso de fallo de lo anterior.
  • Tratamiento histeroscopico: intervención mediante un sistema de óptica y microcirugía introducido por el cérvix (cuello del útero). Sus principales indicaciones son la liberacion de sinequias uterinas (adherencias de la cavidad del útero), extirpación de pólipos, miomas y septos (tabiques).
  • Tratamiento quirúrgico: miomectomía (extirpación de miomas), reconstruccion de úteros malformados y cerclaje cervical (una vez conseguido el embarazo se cose el cuello del útero para impedir que se abra antes de tiempo y se produzca un aborto o parto inmaduro por incompetencia del mismo).

Factor ovárico:

  • Tratamiento hormonal: existen diferentes productos y pautas de tratamiento tanto para la anovulación (ausencia de ovulación) como para la insuficiencia lútea (incapacidad de mantener unos niveles adecuados hormonales en la segunda fase del ciclo con el consiguiente déficit en el desarrollo del endometrio para acoger al embrión).
  • Tratamiento quirúrgico: resección en cuña de los ovarios poliquísticos (hoy en día prácticamente abandonada).
  • Técnicas de reproducción asistida: donación de ovocitos.

Técnicas de Reproducción Asistida

Uno de los mayores avances en el tratamiento de la esterilidad ha sido el estudio y la aplicación de las técnicas de reproducción asistida, con las que se pretende reproducir en laboratorio los pasos seguidos por la naturaleza.

Estas técnicas han ido desplazando poco apoco otros tratamientos convencionales y en las mismas intervienen equipos multidisciplinarios de profesionales con equipamiento de alta tecnología. Su utilización queda pues relegada a grandes hospitales y centros especializados, siendo imposible su utilización en la consulta diaria del ginecólogo. Las técnicas se pueden clasificar dependiendo del lugar donde se produce la fecundación de los gametos, ya sea "in vivo" o "in vitro" (dentro o fuera de la madre), y de la procedencia de aquellos, de la propia pareja o de donante.

Inseminación Artificial

Consiste en la aportación del semen al tracto genital femenino sin contacto sexual. La inseminación artificial está indicada en muchas situaciones, pero fundamentalmente cuando exista un factor masculino o cervical. La inseminación puede ser realizada con semen de la propia pareja IAC (inseminación artificial conyugal), o con semen de donante IAD (inseminación artificial de donante). Según el punto del tracto genital donde se deposita el semen, podemos distinguir entre inseminación cervical, intrauterina e intraperitoneal. La elección de la técnica se realiza en función de las características y de las causas de la esterilidad y la tasa de embarazos ronda el 14% por ciclo.

Fecundación In Vitro

La FIV es una técnica de reproducción asistida en que la unión de los gametos (óvulo y esperma) y la división celular se consigue en el laboratorio, procediéndose a la posterior introducción de los embriones así obtenidos en el aparato genital de la mujer.

La FIV consta de las siguientes fases:

  • Estimulación de la ovulación.
  • Punción folicular guiada por ecografía transvaginal y aspiración de los ovocitos.
  • Identificación y clasificación de los ovocitos, almacenamiento en medio de cultivo en incubadora.
  • Inseminación. Cuando el número de espermatozoides es insuficiente se realiza la microinyección de un solo espermatozoide en el citoplasma del ovocito (ICSI).
  • Control de la fecundación y de la división del cigoto. El ritmo de crecimiento de cada embrión es distinto, no obstante la mayoría se encuentran en el estadio de 2 células a las 36-40 horas postinseminación, en el de 4 células a las 40-44 horas y en el de 6-8 células a las 44-48 horas de la inseminación.
  • Transferencia de embriones. Los embriones seleccionados se introducen en el interior de la cavidad uterina; las mayores posibilidades de embarazo se obtienen transfiriendo 3 ó 4 embriones, reduciendo, por otra parte las posibilidades de embarazo múltiple aunque éstas siguen siendo más elevadas que en el proceso natural.
  • Seguimiento y tratamiento post-transferencia. Apoyo de la segunda mitad del ciclo mediante tratamiento hormonal.

La tasa de embarazos tras FIV se sitúa alrededor del 30% por ciclo.

Variantes de la FIV

Congelación de embriones

Los tratamientos inductores en FIV hacen que el número de embriones obtenidos sea más alto de los que van a ser transferidos. La posibilidad de congelación de los embriones sobrantes, hace que la paciente no deba realizar todo el proceso completo de FIV en caso de no embarazo o deseo de una nueva gestación.

Donación de ovocitos

Es una técnica en la que que el gameto femenino es aportado por una mujer distinta (donante) a la que recibirá el embrión resultante (receptora).

ginecología

Embarazo

Se denomina gestación, embarazo o gravidez (del latín gravitas) al período que transcurre entre lai mplantación en el útero del óvulo fecundado y el momento del parto. Comprende todos los procesos fisiológicos de crecimiento y desarrollo del feto en el interior del útero materno así como los importantes cambios fisiológicos, metabólicos e incluso morfológicos que se producen en la mujer encaminados a proteger, nutrir y permitir el desarrollo del feto, como la interrupción de los ciclos menstruales o el aumento del tamaño de las mamas para preparar la lactancia. En la especie humana las gestaciones suelen ser únicas, aunque pueden producirse embarazos múltiples. La aplicación de técnicas de reproducción asistida está haciendo aumentar la incidencia de embarazos múltiples en los países desarrollados. El embarazo humano dura unas 40 semanas desde el primer día de la última menstruación o 38 desde la fecundación (aproximadamente unos 9 meses). El primer trimestre es el momento de mayor riesgo de aborto espontáneo; el inicio del tercer trimestre se considera el punto de viabilidad del feto (aquel a partir del cual puede sobrevivir extraútero sin soporte médico).

ginecología

Cuidados durante el embarazo

La consulta prenatal tiene por finalidad cuidar del estado de salud de la madre y el de su hijo. Es conveniente que en cuanto sospeches que estás embarazada acudas a la consulta de tu médico. Más adelante debes asistir a las consultas programadas de forma periódica, aunque te encuentres bien. De esta forma es posible conocer si el embarazo evoluciona con normalidad, valorar si perteneces a algún grupo de riesgo, programar los análisis y exploraciones, recibir a su debido tiempo las recomendaciones oportunas y, en algunos casos, informar sobre la posibilidad de realizar el diagnóstico prenatal de determinados trastornos congénitos. Hay que tener en cuenta que alrededor del 3% de los fetos nacen con alguna anomalía, y que el estado actual de las técnicas diagnósticas (algunas de las cuales tienen un cierto riesgo de complicaciones), no pueden descubrir el 100% de los defectos congénitos.

Alimentación

Durante el embarazo la alimentación debe ser completa y variada para conservar tu salud y la de tu hijo. A lo largo del embarazo el peso aumentará entre 9 y 13 kilos. Es recomendable:

  • Que los alimentos como la carne o el pescado sean cocinados a la plancha o hervidos, sobre todo si existe un aumento de peso excesivo.
  • Que aumentes de forma moderada las frutas, verduras, pan, con preferencia integral, arroz pasta y legumbres.
  • Que tomes entre medio y un litro de leche al día, o su equivalente en yogur o queso fresco.
  • Que reduzcas los alimentos con excesiva cantidad de grasa de origen animal, como tocino, mantequilla, embutidos, etc.
  • Que reduzcas los alimentos con mucho azúcar, como pasteles, dulces, chocolate, etc.

Alcohol, tabaco y drogas

Durante el embarazo debes evitar las bebidas alcohólicas y el consumo de otras drogas por ser perjudiciales para ti y especialmente para tu hijo. Igualmente resulta nocivo para el feto el consumo de tabaco, por lo cual deberás dejar de fumar.

Medicamentos y radiaciones

Como norma general debes evitar tomar cualquier tipo de medicamentos durante el embarazo, a menos que haya sido aconsejado por tu médico. La exposición a radiaciones (rayos X) puede ser peligrosa para tu hijo, por lo que solamente deberán realizarse las radiografías estrictamente necesarias y autorizadas por el especialista.

Higiene, vestido y calzado

  • Cuida tu higiene personal. Es recomendable la ducha diaria ya que durante la gestación aumenta la sudoración y el flujo vaginal.
  • Extrema la limpieza de la boca. Es aconsejable que te limpies los dientes después de cada comida. Acude a tu odontólogo cuando sea necesario.
  • Utiliza vestidos cómodos y holgados. El zapato debe ser confortable, evitando el tacón alto así como el excesivo plano.
  • La faja puede atrofiar la musculatura abdominal, por lo que no es necesario su empleo, salvo en los casos en los que tu médico te lo aconseje.
  • Las medias y calcetines que produzcan compresión local de la pierna pueden favorecer el desarrollo de varices, por lo que no son aconsejables.

Trabajo

Durante el embarazo puedes desarrollar tu trabajo habitual, siempre que no cause una fatiga excesiva, hasta el octavo mes de gestación; a partir de este momento debes reducir la actividad física, siendo recomendable el descanso laboral en las últimas semanas de gestación. No es aconsejable que en el trabajo manejes productos tóxicos o estés expuesta a radiaciones.

Deportes

Durante el embarazo la mujer sana tiene una tolerancia menor al esfuerzo físico. Es conveniente realizar un ejercicio físico moderado, aconsejándose los paseos, la natación y los ejercicios aprendidos en los cursos de educación maternal. No se recomienda la práctica de deportes violentos, la competición o que produzcan fatiga.

Viajes

Los viajes en general no están contraindicados. No es aconsejable realizar viajes a lugares con escasos servicios sanitarios. Hacia el final de la gestación se deben evitar viajes largos. No están contraindicados los viajes en avión.

Relaciones sexuales

Si el embarazo cursa con normalidad no es necesario modificar o interrumpir los hábitos sexuales, siempre y cuando no resulten molestos para ti. Cuando el vientre comienza a crecer, el coito en la postura clásica puede resultarte incómodo; si es así, puedes adoptar posiciones que te sean más cómodas.

Debes evitar las relaciones sexuales cuando exista hemorragia o pérdida de sangre por los genitales, amenaza de parto prematuro o rotura de la bolsa de las aguas. Se recomienda evitar las relaciones sexuales en las 3 últimas semanas del embarazo.

Cambios esperados en tu organismo

Aunque el embarazo es una etapa normal de tu vida, podrás apreciar diversos cambios:

  • Puedes sentirte más sensible y emotiva, y en ocasiones cansada y fatigada.
  • Observarás mayor pigmentación de la piel y, a veces, la aparición de estrías.
  • Las mamas aumentan de tamaño, el pezón es más sensible y puede aparecer leche antes de terminar el embarazo. No es aconsejable la manipulación del pezón.
  • Las náuseas y vómitos, sobre todo por las mañanas, son frecuentes durante los 3 primeros meses del embarazo, así como el ardor de estómago al final de la gestación. Consulta a tu médico en todos los casos.
  • El estreñimiento y las hemorroides son frecuentes. Procura tomar una dieta rica en fibra, zumos y líquidos. No tomes laxantes sin consultar a tu médico.
  • Las varices son frecuentes sobre todo al final de la gestación. Evita las ropas ajustadas. No permanezcas parada de pie durante periodos prolongados. Descansa con las piernas elevadas. Es aconsejable utilizar medias elásticas hasta la cintura. La hinchazón de pies y tobillos a lo largo del día no es un signo preocupante.
  • Los dolores de espalda aparecen principalmente al final del embarazo. Procura escoger respaldos rectos, evitar cargas pesadas y utilizar un colchón duro.
  • Durante el embarazo aumenta la necesidad y frecuencia de orinar, obligando a levantarse incluso por la noche.

Prevención de enfermedades infecciosas

Existen algunas infecciones que cuando afectan a la madre durante el embarazo pueden ser peligrosas para el feto. Es recomendable evitar todos los mecanismos posibles de contagio:

  • Tendrás precauciones en el contacto con gatos y otros animales domésticos.
  • No comas carne ni huevos crudos o poco cocinados, ni embutidos poco curados, deberás lavarte las manos en la cocina y evitarás ingerir verduras frescas mal lavadas.
  • Procura evitar el contacto con enfermos infecciosos de cualquier tipo, y no te expongas a riesgo de enfermedades de transmisión sexual aconsejándose, en estos casos la utilización de preservativo.
ginecología

Desarrollo Fetal

Durante 9 meses un óvulo fecundado da lugar a 6 billones de células que formarán el nuevo ser humano. Toda la información necesaria para este desarrollo se encuentra perfectamente planificada en las unidades hereditarias o genes, situados en los cromosomas. Los cromosomas forman parte del núcleo de las células y en la especie humana existe un número de 46 (23 pares). En el óvulo fecundado 23 cromosomas procedentes de la madre se unen a los 23 cromosomas procedentes del padre dando lugar a los 46 cromosomas del nuevo ser. Uno de los pares que se forman son los cromosomas sexuales (X de la madre + espermatozoide X que dará lugar a una niña y X + espermatozoide Y a un niño).

Fases del Desarrollo

  • Primer día: la fecundación se produce en la trompa de Falopio y la primera división celular tiene lugar durante el primer día.
  • Primera semana: el óvulo fecundado se ha dividido en aproximadamente 32 células (mórula) y ha recorrido toda la trompa hasta alcanzar el útero.
  • Segunda semana: la división celular comienza a ser notablemente rápida y empiezan a especializarse para dar lugar a los diferentes órganos.
  • Tercera semana: se forman los esbozos del corazón, hígado, vértebras, ojos, brazos y piernas. Longitud : 5 mm.
  • Primer mes: (meses de 28 días contados desde el primer día de la última regla): mide 1 cm y pesa 0,5g. El embrión flota en el líquido amniótico unido a la placenta por el cordón umbilical. Puede observarse la vesícula vitelina (donde se producen las células sanguíneas hasta la aparición de la médula ósea) y es ya evidente que se trata de un embrión humano.
  • Segundo mes: mide 4 cm y pesa 5 g. El corazón late con rapidez, se reconocen los párpados, nariz, labios, lengua e incluso un esbozo de los dientes de leche. Sus manos tienen ya huesos, aunque su longitud sea de escasos milímetros. Los músculos se hallan recubiertos por una piel fina.
  • Tercer mes: mide 9 cm y pesa 20g. El nuevo ser en miniatura crece a razón de varios milímetros al día. La cabeza es desproporcionadamente grande y la piel comienza a cubrirse de un vello inicial llamado lanugo. Los genitales externos están poco diferenciados.
  • Cuarto mes: mide 16 cm y pesa 100 g. Su actividad es considerable, empuja con sus pies y los brazos las paredes de la bolsa amniótica y sus manos están preparadas para agarrar.
  • Quinto mes: mide 25 cm y pesa 250 g. Aparecen las uñas, los órganos están totalmente formados y se inicia una periodo limitado al crecimiento del feto.
  • Sexto mes: mide 30 cm y pesa 650 g. Se protege la piel con gran cantidad de unto sebáceo. Van apareciendo núcleos de osificación en los huesos.
  • Séptimo mes: mide 35 cm y pesa 1200g.
  • Octavo mes: mide 40 cm. Y pesa 1600g.
  • Noveno mes: mide 45 cm y pesa 2500g. Comienza a formarse el panículo adiposo.
  • Finales del noveno mes: mide 50 cm y pesa 3.200g.
ginecología

El parto

Tras nueve meses de espera, llega el momento de terminar la gestación. Se calcula la duración del embarazo en 280 días y aunque no se conozcan perfectamente las causas, pasado ese tiempo, el parto se pone en marcha. Hay una serie de síntomas que notarás y cuyo significado debes conocer para saber qué es lo que debes hacer en cada momento. Durante las últimas semanas, notarás que el vientre se endurece ocasionalmente y se producen molestias ("pinchazos") pasajeros en la profundidad de la vagina, algunas lo identifican como "molestias de regla". Son sin duda contracciones uterinas esporádicas que se producen para ir preparando el momento del parto, van reblandeciendo el cuello uterino y ayudan a que el feto se encaje. Este encajamiento, se traduce en un descenso del fondo uterino ("ha bajado el vientre"), y la sensación de tener que orinar con más frecuencia, levantándose varias veces durante la noche, por compresión de la vejiga. Presta atención a la incontinencia de orina ("escapes de orina"), que en ocasiones se producen, para diferenciarlas de una rotura prematura de membranas ("romper aguas"); si no estas segura, es mejor que seas reconocida para descartar la rotura de bolsa, pues en dicho caso deberás ingresar en el Hospital.

Es normal que te sientas más fatigada, con insomnio y que la sensación de peso genital y molestias en ingles y caderas vayan en aumento. En ocasiones, no siempre, algunos días antes del inicio del parto, se expulsa por genitales una sustancia gelatinosa algo ensangrentada ("marcar"), es la expulsión del tapón mucoso que llenaba el canal del cuello del útero (cérvix).

Todos estos síntomas son signos de que el parto está cerca pero todavía no ha llegado el momento del nacimiento del hijo esperado. Por lo tanto, con tranquilidad y con sosiego hay que organizarse a la espera de próximos acontecimientos.

Un día, aquellas contracciones esporádicas del último mes, comienzan a tener cierto ritmo, al principio espaciadas pero poco a poco aumentan su frecuencia y su intensidad. La sensación de dureza y molestia del vientre comienzan a incrementar su ritmo y pasan de ser cada 20 minutos, a producirse cada 15, cada 10 etc. Cuando en una primípara ("primeriza") se repitan las contracciones cada 5 minutos, durante un periodo de una hora (o cada 10 minutos en una multípara y durante el mismo tiempo), se debe considerar que el parto se ha instaurado. A partir de ese momento, no tomes ningún alimento sólido y, sin precipitaciones, debes acudir al Hospital.

En algunas ocasiones, como ya se ha mencionado, incluso antes de que se instauren las contracciones, se rompe la bolsa de las aguas de forma espontánea, y aunque el trabajo de parto no se haya instaurado realmente es imprescindible el traslado a la Clínica para comprobar el aspecto de tales aguas (que deben ser claras), las condiciones de colocación del feto, si hay dilatación del cuello uterino y muy especialmente el estado del niño con una monitorización..

El periodo de dilatación dura desde el inicio del parto hasta que comienza la expulsión del feto una vez alcanzada la dilatación completa. Es la fase más larga del parto y en cierto modo la más pesada, en el sentido de que lo único que puedes hacer es colaborar relajándote y respirando adecuadamente para oxigenar al niño, que ya es bastante. No debes malgastar fuerzas inútilmente que luego necesitarás en el momento del expulsivo para ayudar activamente a nacer a tu hijo. Aquí se hacen fundamentales las clases de preparación al parto (Educación maternal). La primera fase de la dilatación consiste en el borramiento del cuello uterino, en la que se produce una reducción total del cilindro de 3-4 cm de largo que constituye el cuello del útero. Una vez finalizado el borramiento, el cuello queda como un anillo y comienza la dilatación propiamente dicha. La dilatación progresa de manera que al principio el anillo de 1 cm de diámetro se va ampliando a 2, 3, 4, 5 cm, hasta alcanzar la llamada dilatación completa a los 10 cm de diámetro para permitir el paso del feto sin problemas. Los cuidados del obstetra y matrona se encaminan a la vigilancia del estado fetal (monitorización), comprobación de la adecuada progresión del parto, cuidados de la paciente y alivio del dolor. Cuando la dilatación avanza, y si no se ha producido espontáneamente, el médico procederá a romper la bolsa de las aguas (amniorrexis). Con esta maniobra se consigue un mejor apoyo de la cabeza del feto sobre el anillo cervical con lo que éste se dilata más rápidamente, y por otra parte también se verá favorecido su encajamiento en la pelvis descendiendo por el canal del parto. Hay ocasiones en que el músculo uterino no produce la contracción suficiente como para que la dilatación del cuello avance con el ritmo deseado; es entonces cuando el tocólogo administrará algún producto capaz de estimular tales contracciones (oxitócicos) mediante perfusión intravenosa ("gotero"). También se pueden administrar analgésicos y preparados antiespasmódicos que facilitan la relajación de orificio del cuello y por tanto su dilatación. En las multíparas, las fases de borramiento y de dilatación cervicales son simultáneas por lo que éste periodo se acorta; por eso los partos son más cortos a partir del segundo hijo.

Una vez alcanzada la dilatación completa (10 cm), comienza el descenso del feto a lo largo de la pelvis, produciéndose una serie de cambios de postura del niño para adaptarse mejor al canal del parto. El principal cambio consiste en una gran flexión de la cabeza fetal, apoyando fuertemente su mentón contra su propio pecho, de forma que pondrá como parte más prominente apuntando al exterior el occipucio (nuca). Los brazos y las piernas se disponen bien adosados al tronco y una vez superado el conducto óseo que es la pelvis, solo le queda superar la parte muscular formada por el periné. La paciente ya estará colocada en la mesa de partos en el paritorio, con las piernas apoyadas en unas perneras, flexionando los muslos sobre el abdomen. La vulva se entreabre y a su través ya podemos ver cómo se insinúa la cabeza fetal, se dice entonces que la cabeza del niño está "coronando" y el nacimiento será inminente. Ahora, debes añadir a las contracciones uterinas todas tus fuerzas de la musculatura abdominal para ayudar a nacer a tu hijo. Cuando se inicie la contracción deberás llenar los pulmones de aire, bloquearlo cerrando la boca (como si fueras a bucear), y levantando un poco la cabeza con las manos cogidas a las barras de las perneras, hacer toda la fuerza posible (como si fueras a defecar). En unos momentos se exterioriza la cabeza fetal, los esfuerzos ya han terminado. El tocólogo en pocos segundos, mediante unas maniobras de tracción y rotación, conseguirá desprender los hombros y luego el cuerpo del niño. Tu hijo ya ha nacido, y una vez seccionado el cordón umbilical, pasará a ser reconocido y valorado por el pediatra y se procederá a aspirar las secreciones que todos los recién nacidos tienen en sus vías respiratorias. El último periodo del parto, el alumbramiento, consiste en la expulsión de la placenta y de sus membranas. Mediante una nueva contracción y quizás ayudada con una expresión en el fondo del útero, la placenta se exterioriza. El médico procederá a examinar la placenta y las membranas para comprobar su integridad y descartar alguna patología. En la mayoría de los casos, el alumbramiento, se produce espontáneamente entre 5 y 10 minutos de la salida del recién nacido. La placenta deja en el interior del útero una "herida" o lecho placentario en el lugar donde estaba inserta que produce un sangrado fisiológico (normal) de alrededor de 250 cc. Esta hemorragia se controla por la contracción potente de las fibras musculares uterinas, que ejercen una ligadura sobre los vasos, y por el propio sistema de coagulación sanguíneo. Finalizado el alumbramiento, el tocólogo procederá a revisar el canal del parto y a la sutura de la episiotomía (corte que se practica en el periné y vagina para facilitar la salida del bebé y evitar desgarros) si la hubiere. En la mayoría de los casos, el parto evoluciona bien y el niño nace espontáneamente por vía natural; sin embargo, ocurre a veces, que ya sea a causa de un problema de estenosis (estrechez) pelviana, a una impotencia del músculo uterino para conseguir la dilatación y el descenso, o bien por cualquier otra circunstancia que aconseje una terminación urgente del parto (sufrimiento fetal, enfermedad materna, embarazo de alto riesgo etc.), el médico tiene entonces que emplear métodos quirúrgicos para la extracción fetal. Entre estos métodos cabe destacar los siguientes:

  • La ventosa obstétrica, simple campana de vacío que se aplica en la cabeza fetal, succionando el cuero cabelludo y traccionando de él, con lo que se consigue su descenso.
  • Los fórceps, formados por dos palancas articuladas a modo de cucharas fenestradas que se aplican sobre la cabeza del feto para conducirla en la dirección adecuada y para traccionar posteriormente.
  • Las espátulas, parecidas a los fórceps pero no se articulan y no son fenestradas. Su acción es de verdaderos "calzadores", no oprimen la cabeza del niño y separan y amplían las partes blandas del canal vaginal facilitando el descenso del feto.
  • La cesárea, operación que consiste en la extracción del feto por vía abdominal. Técnica hoy ampliamente dominada, que reviste muy escasos riesgos y beneficios evidentes para el niño.

La cesárea se practica con anestesia general o regional y se parece a cualquier otra intervención quirúrgica. Una vez realizada la incisión sobre el vientre de la madre, se procede a la apertura del útero y a la extracción del bebé. En ocasiones, la cesárea se impone como medida de urgencia durante el parto, pero otras veces puede ser prevista por el tocólogo antes de que comience el trabajo de parto, son las llamadas cesáreas programadas (en ciertos casos, la cesárea constituye el medio más seguro para poner al mundo un niño en buen estado de salud). La recuperación posterior es buena, aunque algo más lenta que tras un parto eutócico (parto vaginal, normal), y como único recuerdo no quedará más que la cicatriz abdominal, que será disimulada si el obstetra practica una incisión horizontal, en el límite del vello del pubis. Dados los buenos resultados fetales y la escasa incidencia de complicaciones, las indicaciones de cesárea y la incidencia de las mismas son cada día mayores. La extracción del feto de una u otra manera, depende de cada caso en particular y de la experiencia y arte obstétricos, por lo que no pueden establecerse pautas o normas generales y será tu tocólogo el que decidirá la mejor vía de parto.

ginecología

Puerperio y Lactancia

El periodo que sigue al alumbramiento se denomina puerperio y no es más que el tiempo de recuperación del estado normal del organismo materno. Este periodo suele durar entre 6 y 8 semanas (40 días como media), es la llamada "cuarentena". Existen dos fases distintas: el puerperio inmediato y el puerperio tardío. El inmediato son las primeras horas que siguen al parto y durante el mismo debe prestarse especial atención al sangrado vaginal y vigilarse la contracción uterina (globo de seguridad) y las constantes maternas. La segunda fase o puerperio tardío es la reincorporación a la actividad normal con la recuperación de todas las modificaciones que el organismo había sufrido durante el embarazo. Esta recuperación se realiza de la siguiente manera: El útero reduce su tamaño, de los 1.000 g que pesaba al terminar el parto acaba pesando tan sólo 50-60 g. Este proceso se consigue mediante contracciones de su musculatura, que en ocasiones (sobre todo en multíparas) pueden ser dolorosas, y que vulgarmente son conocidas como "entuertos". Por estas contracciones y la reducción del tamaño del útero se expulsan los loquios a través de los genitales. Los loquios son un exudado compuesto por sangre, líquido y fragmentos mínimos de membranas, que en los primeros días son más abundantes, incluso con algún pequeño coágulo. Al principio presentan una coloración rojo-pardusca que poco a poco se va aclarando hasta llegar a desaparecer generalmente alrededor de los 20 días del parto. La reducción de peso, al principio más rápida (feto, placenta, útero etc.) y luego más lenta (eliminación de líquido retenido), se sitúa alrededor de los 5-8 kg. Los primeros días pude existir un cierto grado de estreñimiento así como alguna retención de orina que habitualmente ceden espontáneamente. Es muy importante la movilización precoz de la puérpera para evitar complicaciones circulatorias (tromboflebitis) y para iniciar una pronta recuperación. A las 24 horas del parto se debe reiniciar la higiene normal con ducha diaria. No son aconsejables los baños ni las relaciones sexuales hasta el fin de la cuarentena. La región genital debe lavarse un par de veces al día con agua hervida (templada) y sal (suero hipertónico) y a chorro de arriba a abajo, siendo muy útil para este menester el uso de una gran tetera. En ocasiones, el ginecólogo, recomendará el lavado con alguna sustancia antiséptica. La subida de la leche se producirá entre el tercer y quinto día, aunque en multíparas se puede producir antes. Ya durante el final del embarazo y durante los primeros días del puerperio, existe en los pechos una secreción llamada calostro que gradualmente se irá convirtiendo en leche. Es muy rico en proteínas y en anticuerpos y, aunque la lactancia fuese después breve, la toma de calostro por el niño significa una excelente protección frente a las infecciones a la vez que favorece el tránsito intestinal del recién nacido. El que haya o no leche depende por una parte de un estímulo hormonal que tiene su origen en la hipófisis que segrega una hormona llamada prolactina, y por otra parte por el propio estímulo que provoca la succión del niño. La leche materna está individualmente adaptada a cada recién nacido (ninguno es alérgico a la leche de su madre). Durante el puerperio, la dieta de la madre debe ser rica en proteínas y calcio y se recomienda la toma de un suplemento vitamínico como en el embarazo. El lavado de la areola y pezón debe realizarse antes y después de cada toma con un jabón neutro, protegiéndolos después con gasas estériles, nunca uses alcohol. Se ha hablado mucho, y se sigue hablando todavía hoy, de si la crianza ha de ser materna o artificial o, mejor dicho si una es mejor que la otra. Es un hecho claro de que la naturaleza ha dispuesto de un recurso para que la madre alimente a sus hijos, dotándola de las glándulas mamarias, pero también es evidente que el agitado ritmo de la vida actual y el trabajo de la madre, hacen que esta función cada día esté más limitada. La alimentación artificial tiene quizá como ventaja el mejor control de las cantidades que toma el niño y dados los excelentes productos lácteos que existen en el mercado, no suponen ningún problema. La principal desventaja es la de que no aportan inmunidad frente a una serie de enfermedades que sin duda proporcionará la leche materna. Entre la 2ª y 4ª semana puede que te sientas algo triste y agobiada, no te preocupes, es algo fisiológico (normal), que se supera más rápidamente cuanto mayor sea el apoyo familiar.

ginecología

Medicina Interna

La medicina interna es la disciplina que abarca en proporción variable una buena parte de las especialidades no quirúrgicas que se refiere a enfermedades de los adultos, con un conocimiento de tal manera equilibrado en profundidad y extensión que puede proporcionar una atención integral y resolver problemas que afecten a varios aparatos o sistemas.

ginecología

Pediatría

Bienvenido a este espacio, la cual se pretende dar una breve introducción a uno de los aspectos médicos que, sin restar importancia a las diversas áreas de la medicina, es considerada una de las más valiosas puesto que de ella depende un adecuado crecimiento y desarrollo del ser humano: la pediatría; vista como un todo, entendiendo que el Pediatra debe tener la capacidad de orientar, dirigir y solucionar los problemas de sus pequeños pacientes. La finalidad de esta sección es poder ofrecerles de forma muy escueta, pero concisa, aspectos esenciales en la evolución del Niño, desde Recién Nacido, su nutrición, vacunas y enfermedades Infecciosas más frecuentes en nuestro medio, así como pequeños consejos, que resultarán de ayuda inmediata mientras se recibe ayuda mas elaborada. No es mi función dar con ello toda la información de algún tópico en especial, pero si algún aspecto resultara interesante, concerte una cita para que personalmente pueda despejar sus dudas.

ginecología

Recién Nacido

Tras el parto, los primeros exámenes, el cuidado que se brinda en el hospital durante un par de noches llega el momento de retornar a casa con el bebé para iniciar el largo -y nunca exento de vicisitudes- camino de la crianza. A padres primerizos esta situación les puede resultar complicada. ¡Y lo es¡ Pero siguiendo elementales recomendaciones y con la experiencia que hora tras hora se va adquiriendo, los temores e inquietudes relacionados con las primeras semanas de vida del bebé van desapareciendo para dar paso a un proceso maravilloso de entendimiento y comunicación con la criatura. Es una relación que no tiene parangón. A través de esta sección hemos entregado un sinnúmero de consejos e instrucciones para afrontar esos primeros días del recién nacido. En esta oportunidad nos referiremos a algunas acciones y reacciones del bebé muy propios y característicos de los primeros días y que en algunas ocasiones llevan cierta preocupación a los padres.

Cuidados del bebé Recién Nacido

Ajuar del niño

Usted necesitará unos pocos artículos de ropa y muebles para su nuevo bebé, es una buena idea tener todo listo antes que el bebé llegue.

  • Cuna con un colchón firme y una cómoda pequeña con cajones.
  • Pañalera.
  • Sábanas y cojines de cuna
  • Playeras o camisas o tops.
  • Pañales tamaño recién nacido
  • Pijama larga.
  • Calcetines y botitas.
  • Seguritos.
  • Peine y cepillo de cabello.
  • Ropas de baño y toallas de uso exclusivo del bebe.
  • Q-tips y bolsas de algodón.
  • Jabón neutro y champú suave de bebe.

Baño

El baño diario con una esponja es muy importante. Bañe a su bebe en un cuarto calientito no importando si es cómodo para Usted. El papá puede disfrutar bañando al bebé. Algunas veces el bebé reaccionara llorando durante las primeras semanas, el tiempo de baño se volverá profundamente satisfactorio conforme su bebe crece. Él disfruta la libertad sin ropa la cual limita sus movimientos; haga un tiempo en un horario para que pueda disfrutar jugando con su bebé quien estará por demás alerta y contento. Es una buena costumbre dar un baño todos los días. Si esta es su primera experiencia en bañar a un bebe, Usted. estará temeroso trate de mantenerse tranquilo y confiado, esto se transmitirá al bebé. Asegúrese de tener cualquier cosa necesaria antes de iniciar el baño: Jabón, toallas, ropa de baño, q-tips para la nariz y los oídos. Image

¿A qué temperatura debe de estar el agua para bañar a mi bebé? Los bebes no pueden regular la temperatura de su cuerpo como tú, así que debes de bañarlo en un cuarto tibio, la temperatura del agua debe de estar a la temperatura del bebe, siempre debemos tocar la temperatura del agua con la parte inferior de tu muñeca antes de introducir al bebe al agua.

Confort

Trate siempre de mantener la temperatura confortable en el cuarto del bebe. En días calientes proporciónele ventilación. En días fríos revise a su bebe frecuentemente para comprobar que este tapado, tibio y confortable. Recuerde si Usted. Se siente incomoda, con calor o frío es probable que el bebé también lo esté, tenga un termómetro en la habitación y trate de mantener la temperatura en 26°c aprox.

Cama

El colchón del bebé ser firme y protegido con una cobertura de plástico. No debe de usar almohada no envuelva al bebe con sabanas ya que limitan su libertad de movimientos. Los bebes deben de permanecer en su cuna, y nunca debe de permitirse que duerma con alguien más. Estas primeras semanas él debe dormir de lado, cámbielo de posición en cada toma de alimento.

Ropa

Su bebe no requiere mas ropa que el adulto, nunca lo arrope demasiado. Vista al bebe de acuerdo con la temperatura ambiental. Algunos bebes son alérgicos a ciertos materiales vea si hay erupción en áreas de contacto con la ropa.

Salidas

Durante la primera semana lo más recomendable es no sacar al bebé fuera de casa, corre riesgos de cambiar su patrón de sueño y alimentación, sobre estimularse y estar irritable durante la noche y exponerlo a personas con enfermedades menores contagiosas, como la gripe o problemas de la piel, una vez que cumpla 1 mes podrán pasear por lugares seguros o visitar familiares. No es prudente llevar a bebé a lugares públicos, como cines, fiestas infantiles, centros comerciales, etc. hasta cumplido el mes de edad.

Características físicas

Apariencia general

Los recién nacidos muy a menudo mostrarán inflamación facial y en los párpados. Esto es normal y usualmente desaparecerá en los primeros días de vida. Pueden también mostrar una pequeña mancha roja sobre la frente, párpados y cuello con frecuencia llamadas "picadura de cigüeña" y son nada más que vasos sanguíneos rotos que desaparecerán con el tiempo.

  • Cabeza: la cabeza del bebé usualmente se ve más grande en proporción con el resto del cuerpo, puede ser redondeada alargada debido a la presión durante el proceso del nacimiento.
  • Cráneo: Usted puede ver o sentir dos espacios blandos llamadas fontanelas o molleras, una en el centro y parte delantera de la cabeza y otra en el aparte trasera de la misma.
  • Ojos: los ojos del bebé son usualmente grises en los primeros meses de vida y tienen una mirada fija. En las primeras semanas de vida el bebé no tendrá lágrimas cuando llora. Algunas veces los conductos lagrimales no están abiertos aun y debe darse masaje con los dedos. Reporte alguna legaña o lagrimeo persistente en sus ojos.
  • Manos: usualmente se encuentran empuñadas con fuerza.
  • Piel: es delgada y seca y usted. Puede ver fácilmente a través de ella es roja o rosa en las primeras semanas. Además comúnmente tiene áreas de desprendimiento cutáneo (se ve reseca y se despelleja) y con cabello fino sobre el cuerpo.
  • Cuerpo: el cuello se ve aparentemente corto, los hombros son grandes, el pecho y los genitales se ven agrandados, el abdomen se ve más grande y largo, la cadera es estrecha.
  • Piernas: se ven mas largas comparadas con el abdomen, la mayoría de las veces las rodillas se perciben ligeramente desviadas.
  • Pies: usualmente son largos y estrechos.
  • Cuero Cabelludo: Puede aparecer una secreción serosa (blanca o amarilla) sobre la piel cabelluda después del nacimiento. Este es hecho por las glándulas sebáceas inmaduras y es usualmente una situación temporal. Para aliviar esto es necesario lavar la cabeza del bebe una semana con champú de bebé o un champú anticaspa seguido de un cepillo gentil. Algunas veces se receta un champú o crema que pueda ser necesario para las formas resistentes. No aplicar aceites.
  • Erupción facial: Problema o tipo es el más común es aquel debido a que el niño se frota sobre una superficie húmeda (dermatitis facial). Se observa una superficie quemada, enrojecida, tal como se puede ver en la piel agrietada. Otro tipo es el asociado al uso de gorras, donde se ven pequeñas ronchas dispersas sobre las mejillas, barbilla y frente y usualmente se ve una piel muy grasosa. Usualmente resulta porque las glándulas sebáceas están inmaduras. No use ningún aceite o vaselina.
  • Ojos: Su niño puede distinguir las luces y sombras pero no ve claramente hasta aproximadamente la 6a semana de vida. Evite el contacto persistente con luces brillantes. Puede acumularse secreción amarilla en los ojos del bebe hasta que los conductos lagrimales estén abiertos. Tratamiento: frote la esquina del ojo con agua limpia y algodón si lo blanco del ojo se pone rojo o el párpado esta inflamado y con esta secreción amarilla se necesitara una medicación especial. Ocasionalmente una lesión en forma de flama es vista en lo blanco del ojo (conjuntiva) inmediatamente después del nacimiento y puede desaparecer de una semana o más.
  • Nariz: No necesita cuidado especial. Si hay obstrucción nasal puede removerse con un q-tip impregnado con agua. Este no debe ser ado dentro de la nariz. Si la nariz se obstruye Ud. Puede limpiar aplicando 3 gotas de solución salina en cada fosa nasal, presione posteriormente y succione con una perilla las secreciones. La solución salina se hace con 1/3 parte de cucharada de sal disuelta en 8 onzas de agua.
  • Oídos: Hay algunas partes de su cuerpo que no son tan necesarias realizar una limpieza profunda, una parte son los oídos, muchas veces los limpiamos demasiado corriendo el riesgo de desarrollar infecciones.

Normalmente el oído produce una sustancia llamada cerumen o cera, de un aspecto que no es muy agradable, pero esta cera produce una función muy importante en el cuerpo:

  • Ayuda a combatir infecciones que podrían dañar su cuerpo. La función de la cera es proteger el interior del oído.
  • Cuando el polvo la suciedad y otras cosas se introducen al oído la cera los atrapa y no los deja avanzar más. Por esta razón la limpieza de los oídos de tu bebe debe de ser superficial, evitando introducir objetos y algodones.
  • Para limpiar los odios del bebe correctamente debemos realizar los siguientes pasos:
  • Lavarnos las manos muy bien
  • Observar bien el oído de nuestro bebe
  • Humedecer el hisopo con un poquito de aceite
  • Limpiar superficialmente el oído del bebe nunca introducir el Isopo porque podríamos lastimar el tímpano de nuestro bebe.
  • Boca: No necesita cuidado especial. Una infección por hongos (candidiasis oral) puede verse en las primeras semanas de vida, como requesón dentro de las mejillas, labios y encías y deberá revisarse antes de comer; y si no son removidas fácilmente con un q-tip o si al quitarlo sangra la superficie removida estas serán llamadas "aftas" y deberá comentarlo con su medico para su tratamiento.
  • Pezones: Se puede ver agrandados en niños y niñas. Esto es por las hormonas maternas y es condición temporal, si no son manipuladas la inflamación desaparecerá mas rápidamente. Ombligo: Es muy importante mantener el ombligo limpio, y seco. No tenga miedo de limpiar el material mucoso que se ve sobre el cordón. La aplicación de alcohol en esa área varias veces al día y ayuda a secar y cicatrizar el cordón más rápidamente ,además de prevenir infecciones. Una vez que el cordón se caiga no tenga miedo de tocar con sus dedos, o limpiar esa área como antes. Usted Puede aplicar alcohol en los días posteriores a la caída del ombligo. No necesita aplicar ningún aceite o loción en el cordón o la cicatriz umbilical.

Genitales

Femenina: no tenga miedo de frotar sobre los pliegues del área genital femenina para remover secreciones de deshecho. Cuando limpie su excremento u orina limpie primero la orina y hacia atrás, nunca vuelva a limpiar con la misma tela, una esponja funciona muy bien.

Masculino: Usted Puede aplicar una pequeña cantidad de ungüento alrededor de la circuncisión hasta que cicatrice. En los no circuncidados la piel que recubre el glande debe retraerse y debe limpiarse con agua y secarse.

  • Uñas de manos y pies: Estas áreas deben ser lavadas diariamente para evitar infecciones. Cortarlas con tijeras o cortaúñas pero tener un especial cuidado para no cortar los dedos de la mano o pie.
  • Piel: No debe temer usar un jabón suave y agua sobre la piel. Si la piel se vuelve seca, una loción de bebe puede ser aplicada después del baño. Los pliegues de la piel se deben mantener limpios y secos. Se debe dar atención especial a las axilas, cuello, detrás de las rodillas y los pliegues del codo el área del pañal debe de mantenerse limpia y seca. Sin embargo esto no significa que tenga que cambiar al bebe tan pronto como el bebé este húmedo. Si no hay rozadura en el área del pañal y el bebé no está incómodo, la rutina de cambiarlo cada que coma debe ser hecha solo si es necesario. Por lo común para la rozadura del área del pañal nosotros recomendamos: desitin ungüento o pasta de lassar (óxido de zinc).

Conductas del recién nacido

Llanto o enojo

Los bebes tienen diferentes llantos, aprenda a distinguirlos, pero no tenga miedo de dejar que llore. El llanto puede ser por: hambre, frío por estar húmedo, por calor, por incomodidad, por aburrimiento, por soledad, o algunas veces porque el bebé está cansado. Hay que revisar esto en orden, y si él bebe aun esta llorando cárguelo y confórtelo antes de ponerlo en su cuna. Si llora de nuevo espere 5 a 10 minutos antes de volver a cargarlo. Algunas veces uno o dos sorbos de té de manzanilla lo tranquiliza. Algunos niños son más enojones que otros y lo mostraran muy regularmente en las primeras semanas entre las 5 a 11 PM o 2 a 5 AM esto ocurre frecuentemente en las primeras semanas de vida mientras que el bebé se acostumbra a su nueva casa y ambiente. La mayoría de los bebes aprenden a edad temprana que llorando obtienen atención y control. Llanto fuerte repentino o movimiento abundantes pueden presentarse y no debe preocuparse.

Sueño

ImageLa mayoría de los recién nacidos duermen entre 17 y 19 horas al día, aunque este parámetro puede variar, algunos bebes son mas dormiloncitos y algunos más despiertos que pueden solo necesitar 12 horas de sueño, generalmente distribuyen el sueño en etapas de 2 a 3 horas, y también debemos de recordar que su sueño esta invertido no conocen el día y la noche, solo siguen las pautas de su vida intrauterina mecido con los movimientos de la mama en el día y tranquilo y relajado por las noches. Un bebe recién nacido necesita alimentarse con lapsos de muy pocas horas, en el día interactué con él y haga un momento mas social, juegue, platique con el etc. y por las noches trate de alimentarlo rápidamente y darle su toma antes de que tenga la oportunidad de despertarse completamente, así empezara a darse cuenta de que las noches no son para jugar.

Alimentación

Hay que estar relajados y tener suficiente tiempo cuando alimente a su bebe, el alimento ideal es la leche materna. Los bebés no comen bien cuando la mama esta alterada o apresurada. El seno materno será suficiente durante los primeros meses. Usted puede decir que ha recibido suficiente cantidad de alimento si lo ve dormir tranquilo por 2 a 3 hrs. Después de comer, moja y ensucia 3 pañales al día por lo menos. Nosotros seguiremos la ganancia de peso de su bebe y determinamos en su momento la alimentación ideal.

La mayoría de los bebés necesitan:

  • 6 a 8 comidas por día durante las primeras 3 semanas
  • 5 a 6 comidas por día de 1 a 3 meses
  • 4 a 5 comidas por día de 3 a 7 meses
  • 3 a 4 comidas por día de 7 a 9 meses

Su bebé puede empezar con 1 onza por comida.En 7 días, puede tomar 3 onzas. Divida el peso de su bebé entre 2 para calcular el número de onzas que probablemente necesitará. Cuando se encuentre de viaje, las fórmulas listas para servir son las más convenientes y prácticas.

Eructos

Los bebes deben de eructar frecuentemente durante la alimentación en las primeras semanas de vida. Ellos deben eructar después de cada tetada al cambiar de pecho y al final de la alimentación. Algunos bebes eructan muy fácil, otros no lo hacen y esto puede ser causa de reflujo o cólico. Algunas veces si lo pone 5 o 10 minutos. Sobre su lado derecho después de alimentarlo lo hace eructar otra vez, entonces tendrá éxito. No es esencial que él bebe eructe. Si el se ve cómodo sin eructar esté usted tranquila. Algunos bebés devuelven una poca cantidad de leche cuando eructan, no confunda esto con vomito. Usted puede ensayar lo siguiente para que eructe su bebe:

  • Mantenga a su bebe derecho sobre su hombro y de unas palmaditas en su espalda gentilmente hasta que eructe.
  • Mantenga a su bebe boca abajo, detenga su pecho con una mano y palmee gentilmente su espalda hasta que eructe.
  • Mantenga a su bebe apoyado sobre su abdomen y palmee gentilmente su espalda hasta que eructe.

Reflujo

Muchas veces devuelven la comida cada que comen. Algunas veces incluso hasta lo hacen por boca y nariz. Si esto persiste por favor coméntelo con nosotros. Si el peso del bebe es adecuado usted. No debe preocuparse, incluso el reflujo puede persistir por varios meses.

Hipo

Es muy común y usualmente ocurre después de comer o de eructar y durara unos pocos minutos. Poniéndolo al pecho por unos minutos o volviendo a hacer que eructe es como podemos detenerlo.

Hábitos intestinales

A cada bebé dele la oportunidad de establecer sus propios hábitos intestinales. !No lo fuerce! La alimentación con seno materno provocará que tenga evacuaciones blandas o semilíquidas, parecidas a la mostaza, varias veces al día. Los bebés alimentados con formula tenderán a tener menor numero de evacuaciones, 1 ó 2 al día.

Actividades diarias

Los bebes necesitan ejercicio y moverse libremente en su cuna. Para evitar accidentes, debe revisar la firmeza de las 4 patas de la cuna. Los bebes se sienten cansados y después incómodos cuando están en una posición por mucho tiempo. Ellos deben ser cambiados frecuentemente de posición durante el día utilizando un pañal o tela debajo de su cuerpo para rotarlo. Después de comer usted puede ponerlo en posición de lado, preferente, no sobre su abdomen.

Crecimiento y desarrollo

Hay otros signos aparte del peso y la talla que indican el rápido crecimiento de tu bebé. Si se sostiene firmemente en sus piernas y brazos, la circunferencia de su abdomen, que tenga las mejillas rechonchas, buen color, ojos brillantes, cabello sedoso y brillante, si permanece despierto mas tiempo, come y duerme en patrones regulares, si es activo y con energías y cuando lo llama el reconoce sonidos y señales alrededor suyo y para el primer mes de edad que el ya mantenga su cabeza recta durante unos pocos minutos. Una vez que el bebe ha recobrado el peso que tenía al nacer puede aumentar unos 30 gramos por día (alrededor de 750 gramos por mes). Tu bebé puede ganar menos peso aunque esté perfectamente sano; lo importante es que sea una ganancia regular, mes con mes. Para los 6 meses de edad un aumento de 400 gramos mensuales es el promedio.

Alimentación

Comentarios generales

Usualmente pensamos que los bebés tienen un horario de 3-4 hrs. Esto no ocurre necesariamente. Por las primeras 2-3 semanas usted puede esperar que este bastante irregular ocasionalmente come tan rápido como 2 hrs. Después de la última comida. Más tarde él desarrollara su propio horario.

Alimentación al seno materno

Antes de alimentar a su bebé, enjuague sus pechos con agua hervida y seque. Introduzca su pezón en la boca del bebe. La nriz del bebé debe tocar la piel de tu pecho, no tengas miedo de que se obstruya su respiración, de cuando en cuando él se retira suavemente para poder hacerlo. Algunas veces Ud. Podrá necesitar estimularlo. Golpee suavemente su mejilla, pero el entonces girara su cabeza hacia el pezón y lo buscara. La boquita debe estar lo mas abierta posible, para que el pezón quede entre lengua y paladar, nó entre las encías, eso evitará la formación de las dolorosas grietas.

Su bebé puede amamantarse de ambos pechos en cada tetada: 10-15 minutos en cada pecho es un tiempo bastante bueno. Si su bebe es muy activo en su amamantamiento permita que succione de un pecho y dele el otro pecho el tiempo restante. Su bebe tomara la mayoría de la leche en los primeros pocos minutos de cada alimentación. En las primeras semanas cuando Usted y su bebé están aprendiendo déjelo succionar un poco mas de tiempo si él lo necesita. La alimentación materna en los bebés es usualmente a libre demanda, esto es cuando están hambrientos y demandan ser alimentados. Los bebés alimentados con leche materna pueden manifestar hambre y demandar ser alimentados tan frecuente como cada 2 hrs. Lo más importante en la alimentación con leche materna es la confianza en Ud. Misma, conforme pasen los primeros días le tomara cada vez mas gusto amamantar a su bebe.

Image¿Por qué llora mi bebé cuando se mete a la cuna? Los bebes lloran al ser acostados en su cuna muy frecuentemente, porque sienten inseguridad, y esto es porque el bebe paso nueve meses en el vientre de su mama, donde ahí se le daba todo lo que necesitaba y donde era arrullado cada vez que te movías, era su “casita” además estaba calientito y apretadito en el vientre, esa era una seguridad que el bebe tenia que ahora en el mundo desconoce. El sentimiento de seguridad es vital en la vida de un bebe. Los bebes que son separados de su mama por alguna complicación en su salud, comúnmente son muy sensibles y necesitan cuidados especiales de sus papas hasta que el bebe recupere su sentimiento de seguridad.

Chupón

Los bebés que son muy exigentes o hambrientos pueden beneficiarse, no pierda de vista que es un objeto que requiere esterilización, puede ser el origen de problemas, por lo tanto no lo use a menos que sea indispensable.

¿Cuáles son los signos que debo de tomar en cuenta para acudir inmediatamente con el pediatra?

  • El sangrado por el ombligo o cualquier otra parte de su cuerpecito
  • La dificultad para comer
  • El vomito o el llanto constante
  • La flacidez y el llanto débil
  • Notar menos de 3 orinadas al día
  • La ausencia de evacuaciones y distensión abdominal
  • Pérdida de peso en los primeros días de nacido
  • El vomito o llanto constante
  • Cambios en el color de su piel
  • La presencia de fiebre o hipotermia.

Se podrían citar mas signos de alerta en el recién nacido, pero como todo debemos de usar el sentido común y consultar a nuestro pediatra cuando se tiene duda, ya que la salud de nuestros hijos es lo principal.

ginecología

Niños y Niñas

Muchos padres llevan a sus hijos al médico cuando están enfermos. Sin embargo, también existe la posibilidad de controlarlos cuando están sanos, Y aunque puede parecer innecesario, especialmente a medida que el niño crece y ya no padece afecciones tan frecuentemente como cuando es lactante, la promoción de su salud está muy relacionada con su asistencia a consulta al menos cada seis meses hasta los 6 años y cada año hasta los 18 años. En esta visita se supervisa cómo crece. Se previenen enfermedades a través de la detección de alteraciones en su desarrollo y de educar a la familia para que aplique hábitos sanos de higiene y alimentación, entre otros aspectos. Las actividades que son realizadas durante el control son la medición del peso y talla del menor, la evaluación de su desarrollo psicomotor y la orientación a sus padres sobre distintos aspectos del crecimiento infantil, que pueden ir desde sus necesidades nutricionales y emocionales hasta en qué forma se previenen los accidentes caseros. Los controles de la etapa preescolar son importantes porque se evalúan las habilidades visuales, auditivas y motoras que ayudarán en el posterior aprendizaje a leer. Muchas veces las dificultades se detectan en el jardín de niños. Se da el caso de niños con hiperactividad provocada porque no ven o no escuchan bien. Al inicio de la etapa escolar se chequean entre otras cosas los hábitos de alimentación porque muchos menores tienen tendencia al sobrepeso, que de ser mantenida acarrea problemas cardiovasculares en la etapa adulta.

ginecología

Vacunas

Las vacunas son sustancias hechas con los mismos microbios, muertos o debilitados que ocasionan la enfermedad. Cuando una vacuna se le pone a una persona su cuerpo produce unas sustancias que se acumulan como defensas contra esta enfermedad. A estas sustancias se les llama ANTICUERPOS. Cada virus y bacteria debilitado hace que el cuerpo produzca su propio anticuerpo. Estos anticuerpos le permiten a la persona defenderse de esa enfermedad. Los anticuerpos permanecen dentro del cuerpo de las personas por mucho tiempo evitando que se enferme.Con el tiempo la cantidad de algunos de estos anticuerpos disminuye, por lo que se debe volver a vacunar a la persona, o sea, un refuerzo de la vacuna.

Vacunas que no se incluyen en la cartilla de vacunación.- Existen algunas vacunas disponibles que no están incluidas obligatoriamente en la cartilla por diversas razones, como son:

Vacuna de la varicela

La varicela suele ser una enfermedad de curso benigno, pero en ocasiones tiene complicaciones graves, como la neumonía o la encefalitis (infección del sistema nervioso), que podrían prevenirse. Por otro lado, la prevención de la varicela por medio de la vacuna reduciría el coste que supone que los niños que la padecen falten a clase y que sus padres no puedan ir a trabajar.

Vacuna del rotavirus

Actualmente al igual que la del neumococo no está en la cartilla nacional de vacunación. El Rotavirus es la causa más frecuente de gastroenteritis aguda severa en lactantes en todo el mundo y son responsables por el 30% al 50% de todas las hospitalizaciones por diarrea en menores de 5 años.

Vacuna del Neumococo

La vacuna del Neumococo no está incluida de momento en el esquema nacional de vacunación. Previene diferentes infecciones provocadas por esta bacteria, entre las que se encuentran muchas otitis, así como determinados tipos de meningitis o neumonías.

Reacción de las vacunas

Las vacunas pueden producir leves reacciones en los niños o adultos, por ejemplo:

  • Malestar general
  • Algunas fiebre moderada
  • Dolor o inflamación donde se aplicó la vacuna. Todos estos síntomas son pasajeros y en muchos niños no se presentan.

¿Cuándo se debe vacunar?

Todos los niños deben recibir durante el primer año y en forma OBLIGATORIA las vacunas. Algunas vacunas requieren una sola dosis, otras necesitan varias dosis o refuerzos, los que se deben poner en la edad correspondiente. Se recomienda vacunar al niño aunque esté con enfermedades como resfriado, tos, catarro o diarrea leve.

¿En qué situaciones no se pueden aplicar las vacunas?

En caso de alergia a cualquier componente de la vacuna, si se produce una reacción alérgica o un efecto secundario relacionado con la aplicación de la vacuna, o en caso de que el niño tenga por el momento de la vacunación una enfermedad aguda importante, por el contrario como se mencionó antes los procesos leves como catarros o gripes no impiden la aplicación de la vacuna, de todas maneras como seguridad deberá consultar a su pediatra para que el le indique si es necesario atrasar la aplicación de la misma.

Pediatría Embarazo Ginecología

Copyright © 2013 - 2020 Unidad de Ginecología y Pediatría. Todos los Derechos Reservados. Diseñado y desarrollado por Avellana Studios.